Más cambios en TyC Sports: después de la salida de Azzaro, alejan a Arévalo de Selección

El Canciller - Comentarios

El fútbol y el periodismo viven tiempos de cambios. Después del Mundial de Rusia, los canales poderosos de la televisión decidieron poner fin a contratos de profesionales que estaban hace tiempo al frente de clubes o la Selección Argentina.

El primer caso que acaparó todas las miradas fue el de Flavio Azzaro. El ex panelista del programa No Todo Pasa en TyC Sports fue una de las víctimas que dejó ir la empresa. Según el propio periodista, la orden fue de Daniel Angelici, presidente de Boca y hombre con influencias en la política y en la Justicia.

Martín Arévalo no vivió un Mundial más: fue el último al frente del conjunto nacional. Por una decisión de la compañía, el periodista, que logró entablar un vínculo de amistad con varios de los futbolistas de la albiceleste, dejará de tener esa tarea, según pudo saber El Canciller.

“Te lo agradezco, pero no. Scaloni llamó a Messi para convocarlo. Pero el capitán está en pleno duelo del Mundial. El dolor es tan grande que hay que reconstruirse primero. Cuando le vuelvan las ganas, volverá a Argentina. Puede ser en 2 meses, 3, un año. Lo sabrá Messi”. El mensaje de Arévalo en las redes sociales desliza el fin de la Pulga en la Selección. Y quizás su última primicia del combinado en el canal.

La sangría de periodistas y los cambios en las programaciones, tienen, sin dudas, un correlato político detrás. No fue casual la salida de Azzaro del programa deportivo, ni tampoco la definición del canal de alejar a Arévalo como periodista exclusivo en el conjunto nacional.

Lo mismo sucede, en muchos casos, con los equipos del ámbito local: River, Boca, Racing, Independiente y San Lorenzo, entre otros. Todos sus periodistas elaboran a lo largo de su ciclo un vínculo con el club y la presión de los dirigentes y los políticos es moneda corriente.

Lo cierto entonces, es que Arévalo ya no estará más con el micrófono en mano para entrevistar a Messi, Mercado, Otamendi ni Armani. Un cambio que sorprendió a sus colegas en los pasillos de TyC, pero que tiene una explicación política que empezará a develarse con el correr de los días.