Marcha atrás con el retroactivo al gas: débil, cede el Gobierno ante la presión y se hace cargo de la suba

El Canciller - Comentarios

Después de la polémica en torno al aumento dispuesto en las tarifas de gas, el Gobierno decidió dar marcha atrás y dejar sin efecto la medida. Finalmente, el Ejecutivo se hará cargo de la compensación a las energéticas provocada por la devaluación.

Con la idea de evitar un costo político y aumentar la tensión, en la Casa Rosada definieron en las últimas horas que los usuarios no deberán pagar ningún extra con motivo de la explosión del dólar de los últimos meses. Es decir, las próximas facturas de gas respetarán los aumentos previstos de este año sin ningún agregado.

La decisión de la Secretaría de Energía que encabeza Javier Iguacel fue respaldada por el presidente Mauricio Macri esta mañana, quien afirmó que “la energía cuesta y hay que pagarla”. Sin embargo, horas después, la decisión giró por completo en Balcarce 50, cediendo ante los reclamos de la oposición y el descontento de los usuarios.

Según confirmaron a elCanciller, la medida, que se hará oficial en el transcurso del día, ya fue confirmada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a legisladores de Cambiemos durante una reunión con el titular provisional del Senado, Federico Pinedo y el jefe del interbloque del PRO en la Cámara Alta, Luis Naidenoff. De esta forma, a partir del año que viene, el Estado se hará cargo del desfasaje que generó la devaluacion en las tarifas y se pagará en 30 cuotas hasta el 2021.

En Diputados, el peronismo había unido fuerzas para convocar a una sesión especial para el jueves 18, con el objetivo de derogar la resolución de Iguacel, amparada en la ley 24.076 sancionada en 1992, que habilita “al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) a instruir a las prestadoras del servicio de distribución al recupero del crédito a favor de los productores en línea separada en la factura de sus usuarios, en 24 cuotas a partir del 1º de enero de 2019”.
La marcha atrás se terminó de confirmar después de que el radicalismo también se opusiera a la medida y propusiera un proyecto alternativo para evitar que los usuarios paguen un adicional en las tarifas de gas. De esta forma, se frenó la firma final y no habrá retroactivo por el gas.