Reconquista: otro intento de Macri de mostrar el “dedo acusador”

El Presidente realizó otra marcha del "Sí se puede" en Reconquista. Apenas habló de economía y apuntó su discurso contra Fernández y el kirchnerismo.
El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri encabezó otra marcha del “Si se puede” -esta vez en la localidad de Reconquista, Santa Fe. Durante sus 15 minutos de discurso, apuntó en reiteradas ocasiones contra Alberto Fernández -volviendo a hacer mención del “dedito acusador” y aseguró que en la elección está en juego la libertad. En medio de una larga arenga para sus votantes, el primer mandatario dedicó apenas una oración a la situación económica.

¿Dónde están los colectivos? No los veo, vinieron todos solitos acá. Es porque tienen algo en el corazón que quieren expresar“, dijo Macri, eufórico, al subir al escenario. El candidato de Juntos por el Cambio realizó un discurso basado en la defensa de los valores democráticos “que están en juego” en estas elecciones.

Honestidad, libertad y antikirchnerismo

Sobre esos tres valores giró el discurso de un Macri, que, a modo de contraste, disparó múltiples veces contra la candidatura de Fernández. “La libertad más importante que tenemos que defender es la de expresarnos libremente. Como creen equivocadamente que ganaron, ya empezaron a perseguir periodistas antes de asumir. Esa no es la Argentina que queremos. No cambian más, son así“, expresó.

Macri: “Como creen equivocadamente que ganaron, ya empezaron a perseguir periodistas antes de asumir”

“A nosotros nos une la decisión de ser libres, de que nos respeten. Que nadie venga con un dedito a decirnos qué tenemos que pensar ni cómo tenemos que vivir. Que nadie se crea dueño del poder”, agregó.

Un solo mensaje sobre la situación económica

Si bien aseguró que no esperaba “poder cambiar tantas cosas como lo hizo durante estos cuatro años“, el primer mandatario reconoció que la situación económica golpea fuertemente a la clase media, el votante que hoy busca reconquistar, y subrayó que “no es hora de bajar los brazos“.

A partir de abril del año pasado, se combinaron la peor sequía con la pérdida de crédito para el país. Empezamos una etapa dura y a pesar de eso estamos acá. A pesar de lo que ha sido cada fin de mes, tanta angustia, tanto agobio. Pero creemos que lo que hicimos vale la pena, que no fue en vano”, remarcó.


A partir de las 19, el Presidente protagonizará otra marcha del “Sí se puede” en Sáenz Peña, Santa Fe. Mañana estará en Corrientes y, el sábado en el Obelisco, donde el oficialismo busca congregar cerca de un millón de personas.