Limar asperezas con Putin y atraer inversiones de China: el viaje de Macri a la cumbre de los BRICS

El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri viajará este miércoles a Sudáfrica para participar de la cumbre de los jefes de Estado del Brics. El mandatario mantendrá reuniones bilaterales con sus pares de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. La atención estará puesta en su encuentro con Vladimir Putin, ya que, en los últimos días, el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad, sostuvo que el país transcontinental intervino en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

La cumbre del BRICS se da en el marco de varios conflictos internacionales ligados al comercio. En primer lugar, China, la segunda economía más importante del mundo, viene sufriendo un cierre comercial de Estados Unidos, ya que el presidente Donald Trump optó desde el comienzo de su mandato por potenciar la industria local y arancelar y limitar los productos extranjeros.

Potenciados por Rusia, la India y China, los países que integran el BRICS reúnen a un poco más del 40% de la población mundial. Macri viaja a la cumbre en calidad de presidente del G20. Según información oficial, el objetivo del evento será recoger propuestas e inquietudes de cara a la reunión de jefes de Estado del G20 que se llevará adelante en noviembre.

Macri tendrá un encuentro a solas con Vladimir Putin. El presidente buscará mejorar la relación con su par ruso después de varias tensiones. En primer lugar, desde su asunción, el argentino se mostró más cercano al gobierno de los Estados Unidos, algo que no sucedía bajo el mandato de Cristina Kirchner, quien se acercó a los países del BRICS.

Además, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, utilizó como ejemplo a Rusia en una declaración sobre ciberataques. Puntualmente, el funcionario afirmó que el país de Putin intervino en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en las que ganó Donald Trump, un tema que aún está siendo investigado en el país norteamericano.

“Rusia intervino en el resultado electoral de la pasada campaña y eso tiene que ver con un ciberataque”

El encuentro con su par chino, Xi Jinping, también será importante para el mandatario argentino. Macri busca atraer un mayor caudal de inversiones de la potencia asiática. En los últimos años, según un informe de Moody’s, tan sólo el 13% de las inversiones chinas fueron dirigidas a latinoamérica, de las cuales sólo el 5% a Argentina, mientras que Brasil concentró más del 55%. En cuanto al comercio, Argentina le vendió en el último año más de US$4500 millones a China, pero le compró más de US$12.000 millones, por lo que el desequilibro de la balanza es muy desfavorable para el país.