Libres del Sur, CTEP y Barrios de Pie: ruptura en movimientos sociales por el apoyo a Cristina

El Canciller - Comentarios

En medio de la incesante disputa en el seno de los movimientos sociales, tras la reciente ruptura del partido Libres del Sur, la nueva coordinadora nacional de la agrupación Barrios de Pie, Silvia Saraviaapuntó los cañones contra Daniel Menéndez y Juan Grabois, por considerarlos funcionales a una eventual candidatura a la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Ante la actualización del índice de pobreza que releva el Indec, que consolida la agobiante crisis económica -11 millones de argentinos padecen la problemática-, en las organizaciones sociales tienen la certeza de que Mauricio Macri debe ser eyectado del poder, pero se dividen entre quienes apoyan la apuesta de la ex presidenta y quienes creen que la polarización derivará en una nueva derrota electoral.

En este marco, el coordinador social de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, se alejó del partido que comanda Horacio Tumini, por la reticencia del presidente de Libres del Sur a cualquier posibilidad que vincule a Cristina con el retorno a la Casa Rosada. No obstante, mostró su cercanía al dirigente de la CTEP, Juan Grabois, cercano a la líder de Unidad Ciudadana.

La dirigente socialista, Victoria Donda, también pegó el portazo a la agrupación, a raíz de una “descabellada imputación como parte de una camarilla divisionista”, según manifestaron en un comunicado emitido en conjunto por Barrios de Pie.

A esto se le sumó el escaso protagonismo que, a su juicio, tienen las mujeres en el partido. Sin embargo, aseveró que no volverá al kirchnerismo y deslizó que dialogará con Felipe Solá pensando en 2019.

Mientras en la estrategia que pergeñan Jaime Durán Barba y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, la consagrada polarización se divisa como el camino más amigable hacia la reelección, en los defensores de los sectores más vulnerables el dilema está planteado.

Y, mientras a un año de los comicios los partidos comienzan a mostrar su cartas, la álgida coyuntura económica que atenta contra los pesificados se prolongará, por lo menos, un semestre más.