La suerte del campeón: consigue Boca un triunfo agónico y entierra las ilusiones de Talleres

El Canciller - Comentarios

La agonía otra vez jugó a favor de Boca Juniors. En la Bombonera, el equipo de los mellizos Barros Schelotto le ganó 2-1 a Talleres, su inmediato perseguidor. De esta manera, el Xeneize estiró la ventaja en la Superliga a 9 puntos y sumó de a tres en el partido más importante del torneo.

Boca empezó ganando: a los 28 minutos del PT, tras un desborde de Cristian Pavón -que se sacó de encima a tres marcadores de Talleres- Walter Bou abrió la cuenta con un remate desde el suelo.

Si bien todo apuntaba a que Boca se vaya al descanso en ventaja, Talleres aprovechó una pelota parada y luego de un cabezazo alto, Carlos Quintana la metió de cabeza al palo derecho de Agustín Rossi.

En el segundo tiempo, el equipo cordobés parecía más conforme con el empate que el Xeneize, pese a necesitar ganar para acercarse a la punta. A los 47 del ST, luego de una buena jugada individual de Wanchope Ábila -recién ingresado- Pablo Pérez conectó con la parte alta de la pierna y cerró la cuenta a favor de Boca, que descansa en la punta.

El volante Xeneize había sido insultado en el entretiempo por los plateístas. Al meter el gol, Pérez salió festejando enfurecido con los aficionados, a quienes insultó entre gritos.

El resumen

El festejo de Pablo Pérez

Formaciones