La peor noche de su vida: Loris Karius, el villano que regaló una final con dos errores

El Canciller - Comentarios

La 13ª Champions League del Real Madrid será recordada por el arquero rival más que por los aciertos del equipo de Zinedine Zidane. Con solo 24 años, Loris Karius vivió la peor noche de su vida: regaló dos goles con errores de primer grado y simplificó el trabajo del Merengue. El arquero alemán supo sacarle el puesto en el arco del Liverpool al belga Simon Mignolet, pero la actuación de hoy es prácticamente un boleto de salida del equipo inglés.

La pesadilla de Karius empezó a los 5’ del segundo tiempo. El arquero tenía la pelota en las manos y, cuando iba a sacar con las manos hacia un costado apareció Karim Benzema para tocar la pelota y poner el 1-0. Pese al error, el Liverpool supo responder: apenas 4’ más tarde, Sadio Mané empató el partido y el arquero inglés agradeció mirando al cielo por un empate que achicaba su error.

Sin embargo, a los 19’ del ST Gareth Bale volvió a poner en ventaja al Madrid con una chilena. Poco se puede decir de la responsabilidad de Karius en este gol: la pelota entró esquinada y nadie podía esperar semejante resolución del galés. Algunos dicen que el uno pudo haber hecho un poco más.

El 2-1 era un resultado abierto. Un remate al palo de Mané avisaba que el Liverpool no se daba por vencido. Fue en ese momento en el que el arquero alemán volvió a equivocarse: Bale sacó un remate de casi 40 metros que, si bien fue un buen impacto, iba dirigido al medio del arco y, cuando parecía que Karius iba a tomar la pelota con las manos, se le resbaló de las manos y terminó adentro de la red, sentenciando el 3-1 final para otra conquista del equipo Merengue.