La devaluación en las góndolas: el temor por nuevos aumentos de precios por la inflación

El Canciller - Comentarios

La devaluación afecta al bolsillo y todavía no terminó de impactar en las compras diarias. Según el vocero de la Federación Argentina de Supermercados la inflación continúa en alza y los mayoristas aumentan hasta un 10% mensual.

Sin embargo, estos incrementos no pueden ser trasladados a las góndolas porque el consumo está en baja.  “La gente hace malabares para llegar a fin de mes”, aseguró Fernando Aguirre esta mañana con Luis Novaresio, al confirmar que el mes pasado el porcentaje de decrecimiento de las ventas fue de un 4%.

Los precios de los supermercados hoy están igual que cuando el dólar estaba a $22, informan las empresas alimenticias. Esto significa que, de equiparar los precios al dólar actual, deberían aumentar en promedio un 36%. Un impacto que a los consumidores les costará afrontar.

En mayo el dólar cotizaba a $22, 10 pesos menos que a fines de agosto. En sólo tres meses, la inflación fue en promedio del 9%, sin contar agosto que se estima que la suba sea de cuatro puntos más.

La “inflación reprimida” en los supermercados, permite a los habitantes poder destinar el 45% de sus sueldos a pagar los alquileres y expensas que subieron más de un 35% en el último semestre.

Si los supermercados llevan a cabo el temido aumento podría ser fatal y provocar una caída de las ventas atroz.