La Unión Europea (UE) aprobó un nuevo permiso de viaje que la mayoría de los ciudadanos latinoamericanos, entre ellos los argentinos, deberán tramitar para entrar al continente europeo, incluso si solo se trata de una escala. 

Tras la aprobación del Parlamento y del Consejo europeo, el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS) entrará en vigencia en el 2021. Puntualmente, no cambia lo que se considera el “tránsito libre” pero si será un requisito obligatorio. 

Se trata de un cuestionario de seguridad, con un cobro de 7 euros para los mayores de 18 años, donde se completará datos personales, de educación, empleo, países a visitar en la UE y si tiene parientes ahí.  A diferencia de la VISA, no será necesaria una foto o datos biométricos ni indicar situación financiera.

El objetivo: dar una solución a los problemas de terrorismo y crisis migratoria. La medida responde a un pedido de los propios europeos. En 2018, el 72 % le exigió a la UE intervenga más en la gestión migratoria, de acuerdo a un sondeo del Eurobarómetro.

El ETIAS durará tres años (pero quedará cancelado si expira el pasaporte antes) y será obligatorio para ingresar a 26 países entre los cuales están los destinos europeos más populares, como España, Francia, Italia, Alemania, Holanda, Bélgica, Grecia, Dinamarca o Suiza, entre otros.