Inesperada defensa: adhiere Palazzo al “libreto oficial” y sale a bancar a Triaca

El Canciller - Comentarios

“Yo no me sumo al pedido de renuncia de Jorge. Soy muy respetuoso de la voluntad popular, la ciudadanía eligió a su presidente, él elige a sus colaboradores y decidirá hasta cuándo lo quiere tener y hasta cuánto soporta un costo político”, sostuvo insólitamente el titular de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo y se transformó en el primer sindicalista opositor en salir a defender al cuestionado ministro. El radical viene envalentonado tras disponer de un paro de cuatro días en el Banco Provincia y el quite de colaboración permanente, medida que afectará a miles de personas. También anticipó que el sector bancario a nivel nacional podría tomar medidas en ese sentido.

la defensa de Palazzo sobre un Triaca que logró ser ratificado por las primeras líneas del Gobierno (desde el mismo Presidente hasta Marcos Peña) es llamativa. Sobre la mesa aparecen la discusión paritaria y la inclusión -o no- de la cláusula gatillo, cuya negativa del oficialismo se sostiene a capa y espada. Quizás el radical quiere mantener al ministro porque lo encuentra cuestionado por todo el arco opositor después del escándalo con Sandra Heredia. Más llamativo es que hace un mes se abrazaba a Pablo Moyano, hijo del patriarca Hugo.

El sindicalista opinó también sobre el anunció del presidente Mauricio Macri, que contempla entre otros aspectos que los familiares de los ministros de su gabinete no podrán ocupar cargos en la administración pública. “Me preocupa más que el hermano del Presidente blanquee $600 millones que un funcionario que sea pariente de otro”, subrayó en diálogo con Radio La Red.

Palazzo también se plegó al sector de Hugo Moyano y aseguró que “se equivocaron de enemigo”, al tiempo que llamó a acompañar la marcha del 22 de febrero convocada por Camioneros contra “el ajuste y el ataque a entidades sindicales”. El sindicalista viene enojado porque el Gobierno le golpeó donde más le duele: le recortó la “caja”. En una decisión que firmó el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau, quedó expuesto que “no corresponde continuar reteniendo la cuota de solidaridad a los trabajadores no afiliados”.