El conductor de Bailando por un sueño, Marcelo Tinelli, disparó un conjunto de misivas en diferentes direcciones. Los principales apuntados son Cristobal Lopez, ex dueño de Grupo Indalo; Ignacio Rosner, financista y gestor de la compra por parte de OP invesment; y el Gobierno Nacional. Las deudas de la firma de Lopez con el conductor ascienden a los 100 millones de dólares.

Conflicto

Marcelo Tinelli vendió Ideas del Sur a Grupo Indalo en el año 2013 por una cifra cercana a los 40 millones de dólares. Luego de la venta, el conductor siguió siendo accionista minoritario y trabajando en su programa, Bailando por un sueño. Según denunció Tinelli, los cheques de pago no tenían fondos y además no se le pagó el sueldo, lo que corresponde a una deuda hacia él de más de 100 millones de dólares.

Nuevos dueños

La firma de Cristobal Lopez fue comprada por OP Investment. El gestor de la operación fue Ignacio Rosner, egresado del Newman al igual que Mauricio Macri. Al parecer, la venta despertó las sospechas de Tinelli. "Qué loco que antes era duramente criticada la venta del Grupo Indalo y ahora, con este fondo OP, prácticamente desconocido, guarden silencio", afirmó el conductor. 

El desinterés de OP

La firma compró los activos de Indalo para invertir en hidrocarburos y negocios petroleros, y no tienen ningún interés en "Indalo Media", donde está incluída la productora Ideas del Sur. Por este motivo, las opciones son vendérsela al propio Tinelli, concursarla o quebrarla.