El otro partido de Tevez: Angelici y la pelea anticipada con Riquelme por la presidencia de Boca

El Canciller - Comentarios

Carlos Tevez pegó la vuelta de China en enero de este año y aún está lejos, muy lejos de sentir aquella comodidad lo que hacía único dentro de la cancha, desequilibrante como pocos. Ni el bicampeonato lo hizo sonreír como lo hacía hace varios años.

Ya no es el mismo. Se lo ve diferente. Aunque la sensación es que quiere seguir en el fútbol por varios años, la pelota empieza a elegir a otros cómplices y se aleja de los botines de Carlitos. Su fuego no se apagó, pero las llamas empiezan a revelar ciertas debilidades que antes no estaban.

Por eso, el delantero xeneize, que hoy buscará clasificarse a octavos de final de la Libertadores, admitió sus intenciones de ser “presidente” de la entidad que hoy conduce Daniel Angelici. Así, empieza a allanar su camino para ser la máxima autoridad de poder, lejos de la dirección técnica. Sin embargo, ya tiene un competidor que también comunicó en varias oportunidades sus intenciones de ser presidente: Juan Román Riquelme.

Allí, habrá que definir cuál será la posición pública de Angelici, íntimo amigo de Riquelme y de buena relación con Tevez. La imagen de Macri es inevitable a la hora de elegir candidatos: el Presidente no tiene una relación de amistad con ninguno, aunque sí tuvo fuertes peleas con Román durante su gestión en el xeneize.

Tevez ya se lanzó sin titubeos a la carrera presidencial. ¿Habrá un mano a mano entre Carlitos y Riquelme? ¿A quién votaría el socio de Boca en una eventual elección?

Su bajo nivel

De lleno en la cuestión futbolística, admitió: “Me vine abajo en las últimas fechas porque no me recupere bien del gemelo y tengo la rodilla hinchada. No estoy 100% físicamente”. “Estoy pidiendo a gritos el parate, me viene realmente muy bien”, agregó en declaraciones en Súper Mitre Deportivo.

Casi como una especie de descargo de las críticas que recibió por su nivel, dijo: “Cuando al equipo le faltaron figuras, yo aparecí. En el sprint final no estuve a la altura, pero siempre di la cara”. Sin embargo, al menos así lo expresaron los hinchas, las expectativas depositadas en el ex Juventus eran mucho más grandes.

Tapia, Sampaoli y el Mundial

El entrenador de la Selección argentina nunca consideró a Tevez como una posible figura dentro de la lista de los 35 jugadores convocados. Y menos en la definitiva de 23. “Soy gran amigo de (Claudio) Tapia, pero eso no quiere decir que uno tenga que ir al Mundial”, expresó.

“Al principio me ilusioné”, reveló uno de los futbolistas que más agitó el periodismo como un “posible citado” sorpresa. Pero lejos de eso, Tevez se mostró con los pies sobre la tierra: “No hablé con Sampaoli”.

El día que Néstor lo quiso llevar a Racing

Por pedido de Luiz Inácio Lula da Silva, fanático del Corinthians y entonces presidente brasileño, el delantero aceptó la invitación de Kirchner para llevarle una camiseta del Timao. Y en ese encuentro, el mandatario argentino intentó llevárselo a la Academia.

“Sí, es verdad que me quiso llevar a Racing”, arrancó Tevez. ¿Qué le respondió? “Si no jugase en Boca, el único club en el que lo haría en la Argentina sería Racing”, recordó, y reconoció: “Me cae bien el club, no es un club que me caiga mal. Me gusta la cancha, el clima”.

Tevez piensa en darle una alegría a los hinchas de Boca y avanzar a la siguiente instancia de la Copa, con un guiño necesario que tiene que llegar desde Brasil, donde Palmeiras enfrentará a Junior de Barranquilla. En el horizonte, mientras tanto, ya juega un poco a la política.