El fin del fútbol gratis: hay que pagar para el Superclásico del domingo

La Superliga marcó una nueva era en la televisación del fútbol argentino. TNT Sports y Fox se reparten los partidos, aunque habrá una excepción: el Superclásico entre River y Boca. Todos los detalles del Pack Fútbol.
El Canciller - Comentarios

La Superliga marcó el fin de una era en la televisación del fútbol argentino. Aquel formato que había comenzado en 2009 bajo el lema de Fútbol Para Todos y permitía el acceso libre a los partidos de la Primera División concluyó el torneo pasado, dándole paso a un nuevo sistema, similar al de las principales ligas del mundo.

Desde el comienzo de este torneo, la transmisión de los partidos quedó a cargo de TNT Sports y Fox Sports Premium, repartiéndose en partes iguales los 14 encuentros de cada fecha. Y aunque los partidos se podían sintonizar de manera gratuita desde la señal analógica (SD), los operadores de cable cobran $300 mensuales a cada suscriptor por el pack completo y la posibilidad de verlos en alta calidad (HD).

La Superliga Argentina cuesta poco más de 17 dólares por mes, un monto que no se acerca ni a la mitad del canon de las otras grandes ligas, donde los paquetes ni siquiera incluyen la totalidad de los partidos. Por ejemplo, en España abonan 80 dólares, mientras que en Reino Unido e Italia pagan 40 de la moneda estadounidense.

Ahora, los partidos ya no se podrán ver de manera gratuita en calidad SD, y a partir de la Fecha 7 hay que suscribirse al Pack Fútbol para ver los partidos. Aún así, TNT Sports y Fox Premium liberarán dos partidos por fecha cada uno para que se puedan ver en sus señales abiertas.

La única excepción a la regla de reparto de la fecha entre ambos canales será el Superclásico del 5 de noviembre: los dos transmitirán el partido entre River Plate y Boca Juniors desde el Monumental, pero con diferentes equipos, relatores y comentaristas.

A su vez, para el Superclásico se espera una replica del efecto Mayweather-McGregor: muchas personas aguardaron hasta último momento para abonar el Pay Per View (PPV), saturaron el sistema de HBO y la pelea debió retrasarse poco más de una hora.

Desde DirecTv y Cablevisión temen que esta situación se repita y la gente se quiera suscribir masivamente un día antes del partido, por lo que ajustaron sus herramientas de contratación para facilitar y agilizar las solicitudes.