El detrás de escena de la foto de Awada con la “Primera bebé” de la ONU

El Canciller - Comentarios

Ni Mauricio Macri, ni Donald Trump, ni Juliana Awada, la persona más halagada y mirada del 73º Asamblea Anual de las Naciones Unidas es una bebita de tres meses. Neve Te Aroha Ardern Gayford acompañó a su madre, la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern, al encuentro y dentro del recinto.

La “Primera bebé”, como la llaman en Nueva Zelanda, marca un hito al ser la niña más pequeña en presenciar una sesión de la ONU en 73 años desde su creación. “Estamos encantados de tener a Neve en el hemiciclo. Con sólo un 5% de mujeres dirigentes en el mundo, tenemos que hacer todo lo posible para que ellas se sientan acogidas de la mejor manera”, explicó Stephane Dujarric, la portavoz de las Naciones Unidas.

Juliana Awada aprovechó la ocasión de cruzarse con el padre cuidando a la niña y retrató el momento comentando: “Su mamá, Jacinda Ardern, encontró la manera de estar con ella y, al mismo tiempo, ejercer su cargo con un enorme compromiso. Un ejemplo de que no hay límites que nos impidan cumplir nuestros sueños y un mensaje para las mujeres de todo el mundo: si así lo deseamos, podemos ser madres y llegar tan lejos como queramos”.

Si bien la intención era retratar el esfuerzo de Jacinda Adern para combinar su maternidad con su alto cargo político, la publicación no fue bien recibida al faltar políticas públicas de promoción a las licencias de paternidad en Argentina.

Adern, quien asumió en noviembre de 2017 como primer mandataria para Nueva Zelanda, antes fue diputada, secretaria de juventud del Partido Laborista y Secretaria General de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas. Su conciencia sobre la igualdad de género se puede llevar a cabo en un país en donde el Estado acompaña el crecimiento profesional de ambos géneros.

“Es muestra de la madurez de nuestro país y de la aceptación de que combinar la carrera con una familia es una elección que las mujeres son libres de tomar”, dijo Helen Clark, quien fue mentora de Ardern, en junio cuando ella dio a luz a Neve y fue mundialmente la primer presidenta en 30 años en hacerlo durante su mandato.

En octubre de 2017, incluso antes de ser electa y estar embarazada, un periodista la cuestionó sobre si la maternidad podría interferir con su capacidad de gobernar. Ella fue clara: “es inaceptable hacer tal pregunta”.