El Círculo Rojo, entre las contradicciones de Macri y los riesgos de su excesivo optimismo para 2019

El Canciller - Comentarios

Mauricio Macri debió salir a primera mañana del miércoles a blindar su programa financiero con un nuevo auxilio del FMI. El acuerdo con el Fondo fue un adelanto de todos los fondos para poder cumplir con los números pactados de cara al próximo año.

Frente a este escenario, el Círculo Rojo reaccionó a los anuncios del Presidente con un cierto desconcierto sobre las “contradicciones” del programa económico del gobierno y en medio de la preocupación por un dólar que, a pesar del salvataje, abrió la jornada por encima de los $32.

“Los mercados lo están castigando como si fuera una versión argentina de Nicolás Maduro o la continuidad de Cristina Kirchner”, lanzó el columnista de La Nación Joaquín Morales Solá sobre la desconfianza del sector financiero al rumbo del ejecutivo nacional.

Con una inflación anual que anticipan los economistas que podría alcanzar el 40%, algunos de los referentes del Círculo Rojo vislumbran a un presidente sin salida y debilitado frente a las condiciones internacionales y la falta de respuesta en una economía local golpeada.

“Los economistas ortodoxos se frotan las manos: la historia les dio la razón, dicen, porque ellos criticaron desde el principio la política gradualista, que debió ser modificada cuando resta poco más de un año para las elecciones que decidirán -o no- la reelección de Macri”, añadió Solá sobre los que le soltaron la mano a tiempo al Presidente y hoy copan los medios (Melconian y Prat Gay) ex despechados de la Casa Rosada.

“Quizá el error de Macri haya sido el excesivo optimismo con que encaró los primeros años de su gestión”, dijo Morales Solá

“Quizá el error de Macri haya sido el excesivo optimismo con que encaró los primeros años de su gestión”, agregó. ¿A qué se refiere? Durante los primeros 18 meses al frente del país, el Presidente aseguraba en on y en off una reelección para quedarse otros cuatro años en el poder.

Con el viento en contra, la campaña quedó a un lado. El escenario no es amigable para los referentes de Blacarce 50, que están abocados a atajar los problemas del dólar, la inflación, la actividad económica y el desempleo. Todos números rojos que sacuden la paciencia del Círculo Rojo e inquietan las figuras del peronismo que asoman.