Argentina no fue el único país que dispuso cambios en sus tasas de interés y que vio incrementada su inflación. La suba de las tasas de intereses estadounidenses tuvieron sus resabios en todo el mundo, sólo que en el país de Mauricio Macri los efectos nocivos fueron ampliamente superiores. Con la mira puesta en achicar la inflación, Sandleris elevó las tasas de intereses locales por encima del 70% y Argentina quedó puntera en el ranking, incluso arriba de Venezuela, cuya tasa es cercana al 20%.

Mientras que Brasil mantiene la tasa en 6,5%, Colombia en 4,25% y México en 7,75%, en la Argentina la línea se ubica más arriba del 70%. En la última jornada, el Banco Central dispuso una caída ínfima de la misma -la achicó 0,001%- para dar señales de una batalla que comenzará la semana que viene: el intento de hacer descender las súper tasas. En Estados Unidos y Europa occidental, las mismas se ubican -en promedio- en 4%.

En cuanto a la inflación, septiembre y octubre traerán cifras en las que quedarán plasmados los aumentos en las tarifas y las subas de precios producto de la devaluación. Las consultas privadas advierten que, para el noveno mes del año, la inflación se ubicará cerca del 7% y será récord en el año; para octubre, advierten un piso de entre 4 y 5% debido a nuevos aumentos de tarifas.

La desaceleración del aumento de precios comenzaría en el último bimestre del año, ya que hay pocos aumentos planeados para esos meses y se prevé que existirán ofertas debido a la necesidad de achicar el stock por parte de los comercios. Tanto para noviembre como para diciembre, el piso de las consultoras se ubica en 3%, lo que configuraría una inflación cercana al 48% anual.

Con este número inflacionario, Argentina se ubicaría como la quinta economía del mundo con mayor aumento de precios, sólo detrás de Venezuela, Sudán del Sur, Sudán e Irán, según datos del informe de Perspectiva de la Economía Mundial (WEO). El mismo informe señala que sólo 17 de las 190 economías analizadas tienen inflación superior a dos dígitos.

La doctrina Sandleris busca disminuir la inflación a la mitad para 2019. El costo del paquete de medidas es una importante recesión económica que afectará al consumo interno. La UIA alertó que, en este contexto, un sector de la industria no podrá pagar los aumentos retroactivos de la tarifa del gas y advierten que la producción caerá cerca de 2,5% en el año.

El Gobierno está decidido a no dar marcha atrás con el plan del Banco Central. Además, un cambio de dirección generaría nuevas señales de incertidumbre ante los mercados internacionales. De todos modos, el ministro Dante Sica establece diálogos con la industria para evaluar sector por sector y paliar, en la medida de lo posible, los efectos de la crisis económica.