ElCanciller.com se comunicó con Gabriel Caamaño, Economista Jefe de la Consultora Ledesma, y con Federico Moll, director de Ecolatina, quienes explicaron de qué se tratan estas disposiciones de la entidad.

El Comité de Política Monetaria (COPOM) del organismo informó que realizará de forma bimestral la evaluación del cumplimiento de la meta de base monetaria en el período julio- agosto. La meta promedio en el período se mantiene sin cambios, en 1.343 millones de pesos. "Con el fin de que el esquema no se vuelva excesivamente contractivo en julio y expansivo en agosto, el COPOM ha decido usar el promedio bimestral para determinar el cumplimiento de la meta de base monetaria en este período", aclaró el organismo. 

"En vez de tomar el promedio de un mes, ahora va a tomar dos meses. Se veía que para cumplr la meta tenía que absorber mucho en 15 días. Por la estacionalidad y otros factores, el Central venía muy pasado y no llegaba a cumplir la meta, por eso modificó el plazo del cómputo del promedio. También había hecho un cambio de encajes que ahora coincide el plazo de cumplimiento”, explicó Gabriel Caamaño.

Gabriel Caamaño, Economista Jefe de Consultora Ledesma.

"Casi por definición, el esquema monetario actual lo que deja muy volátil es la tasa y esto es un parche para que la tasa no sea tan volátil. Este es un parche más de tantos que hubo en el último año y da muestra de los problemas que tiene este esquema que no puede continuar demasiado en el tiempo”, sintetizó Moll.

La entidad no bajará la tasa de interés hasta que no se conozca el nuevo dato de inflación del Indec. La misma se mantendrá en, cómo mínimo, 58%. Ledesma explicó que la medida apunta a evitar "la volatilidad de las PASO”. Como el piso tenía vigencia hasta fines de julio, el Central le aseguró a los bancos 15 días más sin baja de tasa.

El Directorio decidió elevar en 3 puntos porcentuales la fracción de los encajes por los depósitos a plazo fijo que las entidades están habilitadas a integrar" con esas Letras. "Se trata de tres puntos que los bancos tenían a tasa muy baja, por lo que ahora, al poder integrarlos en Leliq, se generará demanda del activo del Banco Central. Esto le servirá para absorber y cumplir la meta”, remarcó Caamaño. Desde el BCRA explicaron que este cambio apunta a mejorar las tasas de los plazos fijos de los ahorristas, dado que los bancos mejorarán sus rentas.