El Banco Central que conduce Guido Sandleris publicó este domingo un decreto por el que estableció un tope a la compra de dólares. En una regulación posterior, el tope se fijó en 10 mil dólares mensuales. La medida responde a la fuerte y creciente demanda de divisas, y la salida de depósitos por la crisis financiera que se desató luego de las PASO.

"Son 600.000 pesos por mes. Lo que estamos haciendo con esta medida es proteger a los pequeños y medianos ahorristas para que haya mayor liquidez”, explicaron desde el Ministerio de Hacienda, que conduce Hernán Lacunza, a Revista Noticias. El decreto dispone que hasta el 31 de diciembre próximo el contravalor de la exportación de bienes y servicios deberá ingresarse al país en divisas, y/o negociarse en el mercado de cambios en las condiciones y plazos que establezca el Banco Central.

El nuevo tope es poco estricto si se compara con el que rigió entre 2011 y 2015, pero mucho mucho más bajo que los US$ 2 millones diarios que rigieron entre 2002 y 2011. El decreto faculta al Banco Central a establecer reglamentaciones que eviten prácticas y operaciones tendientes a eludir, a través de títulos públicos u otros instrumentos, lo dispuesto en esa medida. 

"Lo que estamos haciendo con esta medida es proteger a los pequeños y medianos ahorristas para que haya mayor liquidez. El control más estricto es sobre los grandes players. Y vamos a estirar el horario bancario de 10 a 17”, explicaron desde la entidad a Perfil.

• Nadie está limitado para extraer dólares de sus cuentas, ni personas físicas ni jurídicas.

• No hay ningún impedimento al comercio exterior.

• No hay restricciones sobre viajes.

Personas humanas:

• Las personas físicas no podrán comprar más de USD 10.000 por mes.

• No podrán realizarse transferencias de fondos de cuentas al exterior de más de USD 10.000 por persona por mes.

Personas Jurídicas:

• Los exportadores tienen que vender las divisas fruto de sus exportaciones en el mercado local dentro de un máximo de 5 días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para las commodities)

• No hay restricciones para la importación o pago de deudas a su vencimiento.

• Las empresas no podrán comprar dólares para atesorar.

• Los bancos estarán habilitados para extender su horario hasta las 17 horas por un mes.