Durán Barba, el gurú que se prepara para estirar la estadía de Macri al 2023

El Canciller - Comentarios

Poco preocupan a Jaime Durán Barba las corridas cambiarias, la crisis económica y de confianza, y la tensión en las negociaciones del Presupuesto con la oposición. Bajo la perspectiva del ecuatoriano, la relación del presidente Mauricio Macri con la gente sigue intacta. Afirma que la televisión no representa el humor social y se prepara, después de sufrir algunos problemas de salud, para el ajedrez electoral de 2019. Sacrificios, enroques y jaques: la mirada del gurú que ve la política como un juego.

“Los mercados retiran su confianza en la Argentina pero no en el Gobierno de Macri. La única cosa que ven positiva los mercados en el país es Macri. No es que en Washington están esperando que vuelva Cristina. Ante la posibilidad de que vuelva Cristina se asustaron y dijeron ‘yo no apuesto más en la Argentina”, expresó el ecuatoriano.

Mientras Macri conserve la relación con la gente y la gente entienda lo que está haciendo, las cosas funcionan”, sostuvo en una entrevista con Martina Vera Pérez. Atado a un optimismo que pocos muestran y que intenta transferirle a Macri, el asesor presidencial asegura que la economía es una más entre tantas preocupaciones que tiene la sociedad. Además, aseguró que -aún en la crisis económica- el líder de Cambiemos sigue siendo el Presidente con mejor imagen en América Latina.

“Intentamos hacer un ajuste muy gradualmente porque no queríamos afectar a la gente pobre”

Aunque de soslayo, Durán Barba admitió que el gradualismo está sepultado pero que la mente del Gobierno sigue siendo gradualista. “Nuestra diferencia con la derecha es que ellos dijeron ‘hagamos un ajuste inmediato y saquemos a patadas a los sindicatos’. Nosotros no creemos en eso. Nosotros creemos que hay que ir a una Argentina distinta, moderna, pero no hay que provocar dolor en los sectores populares en la medida de lo posible”, remarcó.

Para el hombre que tiene a los focus group como religión, a la gente le importa muy poco la corrupción y, por lo tanto, la causa de los cuadernos le hizo muchísimo daño al Gobierno, ya que ese tema sí le interesa a los mercados, que no quieren invertir en un país donde todos están sospechados.

Difiero con algunos miembros del Gobierno en el tema de los cuadernos. Para mí, nos hizo un daño descomunal; es una hecatombe. Si yo soy inversor, ¿invertiría en un país que reeligió tres veces a estos tipos que robaban todos los días y hacían tantas barbaridades? Ése es un país donde un inversor no quiere poner su dinero”, explicó.

“En este momento, que es el peor momento de Macri, si tomamos los números de todos los presidentes de América Latina, Mauricio sigue siendo el mejor evaluado”, concluyó.

Otras declaraciones


“En 2019 nos vamos a enfrentar contra el que asome. Nunca pensamos en adversarios. No nos interesa. Pensamos en comunicarnos con la gente. Si nos comunicamos bien, puede ser Cristina o el que asome. El tema es la relación del líder con la gente, no lo que hacen los otros. Hoy, esa relación está muy bien”

“La economía es una preocupación pero no medular. Entre el mundo de la televisión y la realidad hay un abismo total”

“En una conferencia que dio Mauricio en Olivos los periodistas dijeron y preguntaron lo que usted ve en los canales: que la gente se está muriendo de hambre, que cómo es posible, perfecto. Al siguiente día en Instagram, Mauricio salió y dijo a la gente que preguntara lo que quiera. Durante una hora estuvo respondiendo lo que la gente normal decía. Ninguno preguntó nada de lo que dijeron los periodistas. A nadie le importa un rábano qué pasa en el Congreso”.