Derrota digna: se cuelga Macri del triunfo de Omar Gutiérrez para festejar la caída de CFK en Neuquén

El Canciller - Comentarios

Con la totalidad de las mesas escrutadas, se confirmó la derrota digna de Mauricio Macri en Neuquén. Una caída con sabor agridulce porque el candidato de Cambiemos, el radical Horacio Pechi Quiroga, finalizó tercero (15%).

Sin embargo, un opositor blando como Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino, logró la reelección (39%) para gobernador de la provincia y le otorgó una victoria tercerizada a la Casa Rosada.

Es que, ante la evidente imposibilidad para despegar de Quiroga, el Gobierno decidió apoyar al “mal menor” ajeno y soltarle la mano al propio, por temor a un triunfo del kirchnerista Ramón Rioseco (26%), en una provincia vital para las aspiraciones presidenciales.

No sólo Neuquén es una provincia clave en términos electorales, sino también lo es para la gestión, por ser el lugar donde se encuentra el yacimiento de Vaca Muerta, uno de los más grandes del mundo y principal foco de atención de los inversores extranjeros.

Del otro lado de la grieta, Cristina Fernández de Kirchner y Rioseco sufrieron una dura derrota. Lejos de los pronósticos que manejaban en el Instituto Patria pero también en Casa Rosada, el docente quedó a más de diez puntos de Gutiérrez.

Al piquetero no le alcanzó con la bendición de la expresidenta, la recesión económica ni la devaluación del peso frente al dólar: Unidad Ciudadana Frente Neuquino, la versión provincial de un peronismo ensamblado, fracasó en su objetivo de cortar la hegemonía del MPN de 57 años ininterrumpidos en el poder.