"He pedido que hablen con la familia y que sepan que están abiertas todas las puertas del Estado para Diego. También hablé con el presidente de Argentinos Juniors para saber si el velatorio podría ser en el estadio. Pero será un decisión de la familia", había explicado previamente el primer mandatario en diálogo con el programa Superfútbol de TyCSports. 

"Lo que he pedido es que hablen con la familia. Están abiertas todas las puertas del Estado para Diego. Hablé con Malaspina. Les dije que, si su familia quería que su velatorio fuera en el estadio, si podíamos contar con él. Me dijo que sí", había aclarado el jefe del Estado.