Del flan a la entrevista con Marley y Mirko: la estrategia frente a la caída en la imagen de Macri

El Canciller - Comentarios

La estrategia de comunicación del macrismo varía según el contexto político. Poco y nada está sujeto al azar. Por eso, en un contexto económico crítico y con el caso de los cuadernos en primera plana, los asesores alentaron a Macri a “relajar” su postura.

¿Cuál fue la primera jugada del equipo de comunicación de Cambiemos? Una foto que se subió al Instagram del Presidente mientras comía un flan. La imagen, claro, se subía al discurso efusivo y la sátira protagonizada por Alfredo Casero en el programa Animales Sueltos con Alejandro Fantino.

La sugestiva cornisa de Macri con el flan en el plato logró captar la mirada de todos y todas que lo convirtieron en tendencia por un “tema menor” en medio de la crisis económica con una inflación por las nubes, un dólar crece y frente a los números de la desocupación.

A la hora de publicarse, la foto de Macri tenía más de 30 mil “Me gusta” y más de dos mil comentarios, entre los que se encontraban cargadas y críticas al kirchnerismo.

El intento por alejar al Presidente de las malas noticias tuvo ayer un nuevo capítulo. En el programa de Marley, el recorrido del conductor por la Ciudad de Buenos Aires tuvo una parada especial en la Casa Rosada. Con el famoso pequeño Mirko en brazos, “se encontró” el conductor “se encontró” con el primer mandatario e improvisó una entrevista sin ahondar en temas coyunturales.

La imagen de Macri está en plena caída, a pesar del caso de los cuadernos que puso en el centro del escándalo al kirchnerismo. La desconfianza y el malestar de la sociedad por el aumento de precios y la falta de expectativa cautivó los números de las consultoras, que detienen por un rato la ilusión de la reelección asegurada en e 2019.

Por eso, el equipo liderado por Durán Barba jugó en los últimos días una carta diferente para apagar las críticas y que se “hace de otra cosa”. ¿Alcanzará para tapar la crisis?