Con Rosenkrantz aislado, marca la Corte su agenda 2019 y anticipa un fallo sobre la doctrina Irurzun

El Canciller - Comentarios

La Corte Suprema de Justicia tendrá este miércoles su última reunión de año, en la que definirá la agenda para los primeros meses de 2019, en momento de extrema tensión interna, luego de que el presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz, quedara aislado del poder.

Del último encuentro de 2018 participarán Rosenkrantz, la vicepresidenta de la Corte, Elena Highton, y los magistrados Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. Estos tres último conformaron en los últimos meses el “power trío” que dejó arrinconado al presidente y la quitó facultades administrativas.

Este miércoles, la reunión servirá para definir las primeras acordadas de 2019 y se espera que en esa agenda aparezca la definición sobre un tema clave: la denominada doctrina Irurzun sobre prisiones preventivas. El nombre viene del camarista Martín Irurzun, quien determinó la preventiva del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido en la causa Río Turbio por su antigua posición de poder.

Según publicó el diario Ámbito Financiero, el máximo tribunal programará un fallo con el que sentará postura sobre las prisiones preventivas, en el comienzo del año electoral, ante la expectativa del oficialismo y la oposición. Se espera que seleccione el caso de un ex funcionario detenido por “lazos residuales de poder”.

Rosenkrantz llega a la última cita del año luego de perder 4 contra 1 en dos sentencias de importancia, y de que Rosatti, Maqueda y Lorenzetti le quitaran atribuciones para designar personal y partidas presupuestarias. El cronograma que se delineará hoy será para iniciar las actividades después de la feria judicial del enero.