Con acatamiento total, inicia la CGT su quinto paro general contra Macri y le responde a Moyano

El Canciller - Comentarios

Luego de varios meses de una postura transigente, la CGT efectúa su quinto paro nacional contra la administración de Mauricio Macri, a razón del descontento con las políticas económicas adoptadas por el Gobierno nacional. El cese de actividades será total, ya que se plegarán todas las centrales sindicales, entre ellas las de colectiveros y ferroviarios.

De esta manera, responderá a las duras críticas esgrimidas por Hugo Moyano, quien descargó en reiteradas oportunidades su bronca por lo que considera un accionar pasivo de la central obrera ante la prolongada recesión. En este sentido, su hijo, Pablo Moyano, pronosticó que el acatamiento a la medida será contundente.

Por la adhesión de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte -CATT-, no habrá vuelos, subtes, trenes, colectivos, puertos ni transporte marítimo, así como recolección de residuos. Tampoco habrá movilizaciones, a diferencia de lo que fue el paro del 30 de abril encabezado por Moyano que terminó con una veintena de manifestantes detenidos. En cambio, desplegarán ollas populares desde el Monumento al Trabajo hasta la Plaza de Mayo.

La última huelga general lanzada desde la sede de Azopardo 802 fue el 25 de septiembre de 2018, semanas después de la segunda corrida cambiaria que se cobró el puesto de Luis Caputo en el Banco Central y obligó a la mesa chica del Ejecutivo a efectuar una jibarización del gabinete.

Con el consumo en terapia intensiva, la tasa de desempleo cerca de los dos dígitos, el índice de pobreza superior al 30% y proyecciones inflacionarias en torno al 40% anual, Macri afrontará el sexto paro general en su contra -si se incluye el del pasado 30 de abril- durante sus tres años y medio de gestión. Así, superará los cinco que recibió Cristina Fernández de Kirchner, con la diferencia de que la expresidenta los sufrió a lo largo de sus dos mandatos.