Comercio exterior: actividad esencial, demanda de Asia y búsqueda de divisas

Aumentan las exportaciones a China y comienza la "época dorada" de la soja en abril. Los productos de higiene duplicaron sus ventas.
El Canciller - Comentarios

Desde este viernes, el Gobierno incluyó al comercio exterior (COMEX) en el listado de actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia. La decisión administrativa 450/2020 dispuso que las “exportaciones de productos ya elaborados e importaciones esenciales para el funcionamiento de la economía” pueden operar.

“La decisión de incluir al COMEX entre los servicios esenciales es un mecanismo para normalizar la economía, incluso antes de salir de la cuarentena”, sostiene el economista jefe del sitio web Elypsis, Martín Kalós. Considera que las restricciones se van a levantar gradualmente en los próximos días.

Que haya más actividad económica implica “un movimiento de mercancías y activa la cadena de pagos”. De enero a marzo fue época de mariscos. China es el comprador por excelencia, sin embargo, al tener stock y por la pandemia la demanda cayó. Mientras que en abril comienzan las exportaciones de soja y cítricos.

“Este trimestre es el de mayor exportación de soja en Argentina y va a ser aprovechada la reapertura del sector para que ingresen divisas”, dice el economista. Aunque destaca que más adelante pueden ingresar divisas, en el caso de que las cosechas se almacenen o cuando haya más demanda de los demás países”.

Al principio de la cuarentena se iban a priorizar las exportaciones e importaciones “de carácter esencial como combustibles, agropecuarios y alimentos”, pero la medida no se aplicó.

Demanda asiática

Ahora hay demanda alta de productos refrigerados (carne, pescados y pollo) por parte de Asia. Se había frenado por el coronavirus pero como esa zona está mejor las exportaciones repuntaron de nuevo”, explica el Customer Service Department de la empresa marítima COSCO, Gonzalo Ramos.

Asimismo Kalós confirma que China y el sudeste asiático “comenzaron a levantar restricciones, lo cual implica más demanda de exportaciones”.

A diferencia de lo que sucede en el continente asiático, la pandemia ataca fuertemente a Europa en este momento. Los puertos de ciudades como “Hamburgo, Londres, Róterdam, Algeciras y Vigo, entre otros “no operan o no permiten los ingresos”.

Foto: NA.

Ramos sostiene que algunos clientes europeos que “tenían la exportación en el agua pidieron que las cargas retornen a Buenos Aires”.

Frente a la expansión del COVID-19, las terminales portuarias de Europa tienen muchas limitaciones para funcionar. A su vez, el personal se redujo y las restricciones aumentaron.

Las importaciones de la Argentina continúan, en especial los buques que traen “cargas esenciales de China”, explica Ramos.

Te recomendamos leer

Productos para la higiene

A nivel mundial, los productos que son para el cuidado de la higiene están en su auge. Tal es así, que el Gobierno dispuso precios máximos para la venta del alcohol en gel y de barbijos.

La demanda del jabón antiséptico y el alcohol se duplicaron. Los mismos son importados en la Argentina por empresas multinacionales que los venden en el país a clínicas, distribuidores, oficinas, bancos y plantas de consumo, entre otros. Ante la pandemia, las compañías vieron incrementados los pedidos de sus clientes y sumaron nuevos.

Foto: Philip FONG / AFP.

Una de las empresas multinacionales líderes en la fabricación de los productos de higiene distribuye las entregas respetando las compras que sus compradores habitualmente hacían. Esto responde a que recién a fines de abril les llegará un nuevo stock.

También surgió la demanda de barbijos por parte de nuevos clientes, pese a que la empresa dejó de fabricarlos tiempos atrás. Los pedidos comenzaron en febrero para enviar barbijos a China.

Situación actual

Las operaciones en el COMEX no tienen mucha demora, pese a esta situación extraordinaria”, sostiene Import Customer Service de Blu Logistics, Micaela Mazoyer.

Los productos que tienen prioridad para ser liberados del puertos son “las cargas de alimentos y del sector farmacéutico”.  Para ellos, los pasos fronterizos están abiertos.

El trabajo cayó como consecuencia de los cierres de las fronteras a nivel mundial. “Tengo clientes que me cancelaron todas sus cargas, y ahora se está reactivando un poco más”, explica la licenciada en COMEX.

Además aclara que la Aduana tiene un plazo de cinco días para que se le indique cual es el destino de la  mercadería y se extendió para las cargas que llegan del 20 de marzo al 10 de abril. Y agrega: “En la Aduana no hay demoras ni multas ante esta situación”.

La especialista afirma que Cenasa y Aduana trabajan “normalmente”, al igual que las terminales portuarias, pese a que tienen menos empleados.