Círculo Rojo: la advertencia de Joaquín a la UCR y al PJ por trabar los aumentos de la tarifa de gas

El Canciller - Comentarios

La discusión por las tarifas dejó entrever que existen escisiones cada vez más profundas dentro de la alianza Cambiemos. Los ejes de esas divisiones son dos: el desafuero de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner y la adhesión al programa de ajuste que propone el FMI y debe llevar adelante el Gobierno. Para el editorialista Joaquín Morales Solá, aparecen “nostalgias de la Argentina populista” dentro de la fuerza oficialista que generan inestabilidad.

El comunista del diario La Nación remarcó que la ley de tarifas reflejaba claramente que “en el caso de que el dólar se aprecie más de 20%, la diferencia debía ser pagada por los usuarios”. “Ignorar ese mandato de la ley hubiera sido un acto claramente ilegal y una ruptura de hecho de los contratos con las empresas petroleras”, sostuvo.

JMS: “Ignorar ese mandato de la ley hubiera sido un acto claramente ilegal y una ruptura de hecho de los contratos con las empresas petroleras”

En ese marco, criticó el accionar de la oposición kirchnerista y pejotista, del fiscal judicial Guillermo Marijuan, quien denunció penalmente a Iguacel por abuso de poder e inclumplimiento de los deberes de la función público, y al radicalismo, los socios del Gobierno que festejaron la marcha atrás de la medida avalada y ratificada por el propio presidente Mauricio Macri.

“Los radicales están muchas veces más cerca de los peronistas que de Macri. El equipo del Presidente comete recurrentemente el error de no hablar de decisiones importantes con los principales referentes de los partidos aliados. Son fundamentalmente tres: Elisa Carrió, Mario Negri y Luis Naidenoff, estos dos últimos líderes de los bloques de Cambiemos en Diputados y en el Senado”, escribió Morales Solá; y agregó: “Con todo, parece que a veces a los radicales les gusta que no los consulten, porque así les queda el espacio libre para el reproche y para desplegar sus ideas, más viejas que nuevas. El error es del Gobierno, pero también de sus aliados cuando protestan en público sin intentar antes golpear las puertas del Presidente y reclamarle una explicación”.

Puntualmente, Morales Solá se expresó sobre el descargo del senador Ángel Rozas, de la UCR, quien luego de que el Gobierno dispusiera la marcha atrás del retroactivo escribió: “Lo logramos. Se hará cargo el Estado”. A este comentario, el editorialista respondió: “Pero ¿quién financia al Estado argentino? ¿Las Naciones Unidas? ¿La Unión Europea? La noticia es mala para Rozas: el Estado argentino es financiado por los argentinos. Y las posiciones como las de Rozas, compartidas por gran parte del peronismo, explican que la enorme presión impositiva local, que afecta a los sectores productivos y al ciudadano común que trabaja en blanco, sea la más grande del mundo”.

Si bien remarcó que el Gobierno cometió errores al no consultar sobre los aumentos que más tarde iba a intentar sancionar, sobre todo en plena negociación del presupuesto 2019, el editorialista resaltó que la gran beneficiada de la contienda por la tarifa de gas fue nuevamente Cristina Kirchner. Más allá de los errores políticos y comunicacionales del Gobierno, que los hubo, lo cierto es que la resaca populista en la Argentina es una enfermedad demasiado extendida. (…) Cristina Kirchner expresa, en alguna medida, la esencia ideológica de gran parte de la política argentina”.