Bendice Duhalde a Lavagna, llama a la unión con la UCR y revela el acuerdo con Alfonsín en 2002

El Canciller - Comentarios

Charlas, mensajes, reuniones y llamados. Eduardo Duhalde está haciendo todo lo posible para lograr su objetivo: consolidar una gran unidad que pueda arrebatarle el poder a Mauricio Macri.

En una entrevista con Jorge Fontevecchia, sostuvo que Roberto Lavagna es el hombre indicado para asumir el Gobierno, le aconsejó a Cristina Fernández de Kirchner que no se presente en las elecciones y llamó a la UCR a abandonar Cambiemos para encolumnarse detrás de su propuesta.

El expresidente coincidió con la mirada de los principales analistas políticos: la mala gestión de Macri está golpeando de lleno contra María Eugenia Vidal, de quien destacó su administración en la Provincia, al igual que la de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires. Por otra parte, manifestó que confía en que la alianza del radicalismo con Cambiemos se acabe antes de los comicios y que una gran masa del partido se sume a su propuesta de consenso.

De cara a los contienda presidencial, Duhalde no duda. “Creo que es el mejor. Hombre serio, responsable, trabajador. Pienso que es el hombre del momento. La historia hace que determinadas personas, por circunstancias especiales, puedan ocupar un rol, y yo creo que es él. El está encima de la grieta”, consideró, en alusión a Lavagna.

En este sentido, afirmó que cree que está decidido a competir. Sin embargo, a diferencia del deseo de su exministro de Economía, consideró que la candidatura la debe dirimir en las PASO. Y reveló una charla que tuvo con Oscar Parrilli, en la que el extitular de la AFI le dijo que a Cristina no le desagradaba la postulación de Lavagna, así como tampoco la de Felipe Solá en la provincia de Buenos Aires.

Si bien le sugirió a la líder de Unidad Ciudadana que no se presente en las elecciones, no descartó la unidad con dirigentes de sus filas. En su propuesta, postula como esencial la modificación de la Constitución y que los presidentes se elijan cada cinco años. Por último, rememoró una anécdota con Raúl Alfonsín a fines de 2001, cuando le pidió que asumiera las riendas del país.

“Festejé con amigos cuando me salvó Adolfo Rodríguez Saá, grandísimo gobernador. Pasó lo que pasó y yo no quería saber nada. El que me incitó, retándome, fue don Raúl. El 31 de diciembre, a las 21 horas, me había llamado nueve veces. Yo no estaba. Me retó porque no lo había atendido y me dijo que yo iba a ser responsable de una matanza en la Argentina. ‘Don Raúl, no es mi gobierno’. ‘No venga con esas cosas, vamos a ser responsables’, me decía, incorporándose él. Asumo con siete ministros. ‘Usted pone tres’, le dije, y con los legisladores hacemos un conjunto de radicales y justicialistas que preparen y voten las leyes”, develó Duhalde.