Buenos Aires de París

El menú es de los más exóticos dentro del mercado hamburguesero, principalmente por sus quesos franceses: desde los ya conocidos brie y rickyfort, hasta reblochon y raclette, pasando por morbier y lusigna, entre otros. Esta oferta exclusiva posiciona a París Burger como una verdadera hamburguesería gourmet, autoproclamándose ''somos el sabor'' (y algo de razón tiene...).

Buenos Aires de París

Las hamburguesas son de 200 gramos y también hay de cordero y búfalo (de 180 gr). Las papas no entienden el concepto de ''acompañantes'' y son igual de inmensas y gourmet que las hamburguesas. Sin dudas París Burger es un knock out al trabajo, que imposibilita seguir la rutina sin antes una siesta japonesa.

Buenos Aires de París
Buenos Aires de París

El capitán del barco es Christophe Arrighi, Christ para los amigos, y apenas habla español, así que el intercambio verbal se dificulta. Sin embargo, él y su equipo pueden comprender las felicitaciones no sólo por los gestos, sino por los hechos: el local está siempre lleno y ahora están en búsqueda de inversores para hacerlo franquicia.

Buenos Aires de París

La expansión puede ser perjudicial porque la mano y los ojos del chef dejan de ser exclusivos de un solo lugar, pero también es cierto que el local quedó más que chico, una de las pocas cosas negativas junto al horario (sólo abre de día): apenas hay una barra para 4/5 personas y ya.

Si por horario, o porque está rebasado de gente, se les dificulta ir, siempre están presentes en Le Marché, la feria de comida francesa que últimamente se celebra en Plaza Francia. La próxima edición es ahí mismo el próximo 25 de marzo, así que es una buena oportunidad para probar, pero cabe advertir que la mística de Suipacha no tiene comparación.

Buenos Aires de París

¡Au revoir!