Afloja Carrió en la pelea con Macri y se pone del lado del PRO en la interna con el radicalismo

El Canciller - Comentarios

Luego de varias semanas de tensar la cuerda, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, tomó la decisión de poner un freno y dejar en punto muerto la pelea con el Gobierno por el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el presidente del club Boca Juniors, Daniel Angelici. No será una claudicación, sino más bien una pausa, un “silencio transitorio”, como lo definen en su entorno.

Los motivos son varios. Por un lado, en la CC consideran que “no se puede estar pataleando todos los días sin que se genere un mal clima”. Por el otro, aseguran que hay que respaldar al presidente Mauricio Macri como único candidato de Cambiemos de cara al próximo año.

“El mejor candidato a presidente por Cambiemos para el 2019 es Macri por las decisiones que ha tomado durante su gestión”, dijo Carrió hace unos días.

Con esa frase, la diputada nacional marcó su postura sobre lo que considera que debe hacer el frente oficialista el año que viene. La frase no pasa desapercibida en medio de las aspiraciones de algunos dirigentes de la Unión Cívica Radical, que se entusiasman con la posibilidad de presentar un candidato propio en 2019 para disputarle la postulación presidencial de Cambiemos a Macri.

En ese contexto y como señal de paz a Macri, Carrió decidió escuchar en los últimos días a José Torello y al abogado Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, hombres cercanos al mandatario nacional y de buena relación con ella. Los dirigentes del PRO le explicaron la posición del Ejecutivo y el porqué del respaldo a Garavano. También intentaron convencerla de que Angelici no tiene injerencia en las decisiones ni es operador en los tribunales federales de Comodor Py.

Si bien no quedó convencida y su pelea para que el ministro y el presidente de Boca se alejen de Macri continuará, Carrió aceptó una suerte de “tregua”, en la que se compromete a hacer “silencio mediático” por un tiempo para contribuir a la paz interna. Consciente de que el Ejecutivo necesita respaldo político en plena discusión del Presupuesto 2019 y ante la idea del radicalismo de colocar un candidato propio, la líder de la CC busca componer la relación entre su espacio y el Presidente.

De todas formas, según supo El Canciller de fuentes de la Coalición Cívica, Carrió y Macri no se hablan desde que explotó la discusión por los dichos de Garavano sobre la ex presidenta Cristina Kirchner.