Aborto: el lobby de la Iglesia y un mensaje para presionar a los senadores a 24 horas de la votación

El Canciller - Comentarios

Faltan horas para la histórica sesión en el Senado por el proyecto de Interrupción Voluntaria del embarazo. Mientras el “no” pica en punta con el conteo de votos, los “verdes” mantienen la esperanza con algunos indecisos que podrían inclinar la balanza a último momento.

En este sentido, el lobby de los sectores más poderosos empezó tener más fuerza en los últimos días del debate sobre el proyecto de despenalización del aborto.

A la orden del día, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, les pidió a los legisladores “que no interrumpan la tradición de legislar para el bien común”, a horas de que se vote en la Cámara alta el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

“Elevamos nuestra oración para que los miembros del Senado no interrumpan la tradición de legislar para el bien común”, dijo Poli en la misa de San Cayetano

Lo hizo este martes por la mañana, en Liniers, durante la tradicional misa por San Cayetano, el patrono del trabajo, a quien le pidió que “dé una mano en defensa de la vida por nacer”.

“El aborto pone a los indefensos en un camino sin salida, excluidos de la legítima defensa, sin juicio ni proceso. Solo les corresponderá el deber de aceptar morir, sin más. Detrás de la incomprensible palabra ‘interrupción’ no hay nada más”, dijo Poli.

“El aborto pone a los indefensos en un camino sin salida, excluidos de la legítima defensa”

“El aborto siempre será un drama y, lejos de ser una solución, con él empieza un camino difícil de llevar en la vida”, añadió en el marco de la misa de San Cayetano.

Sobre el final de su discurso, Poli presionó directamente los senadores que el miércoles votarán el proyecto de legalización del aborto que ya consiguió la media sanción en Diputados: “Elevamos nuestra oración para que los miembros del Senado no interrumpan la tradición de legislar para el bien común”.