85 años de nudismo: las playas argentinas para disfrutar sin ropa

En 1934 se creó la primera asociación de naturistas local y, con los años, crecieron los adeptos y lugares de la creciente tendencia.
El Canciller - Comentarios

“El Nudismo Naturismo es una forma de vida en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica del desnudo en común, con la finalidad de favorecer el respeto a uno mismo, a los demás y al medio ambiente”, la definición que brinda Apanna (Asociación para el Nudismo Naturista Argentino) resume 85 años de historia nudista.

La tendencia de disfrutar el medio ambiente sin ropa comenzó en el país en 1934. Como un experimento científico, distintos curiosos se juntaron en una quinta de Castelar a vivir una experiencia distinta. Formaron la asociación PANDA que con el tiempo fue creciendo.

Según el sitio Nudismo Edén, en Argentina hay al menos de 2000 practicantes habituales del naturismo, 5000 ocasionales y tres millones de “dubitativos”, es decir, aquellos a quienes les interesaría hacerlo pero se demoran esperando la ocasión, o frenados por temores o vergüenzas.

A lo largo de los 85 años, hubieron distintas etapas, como cuando en 1994 Moria Casán inauguró Playa Franca, el primer balneario nudista de Mar del Plata. Aquel spot duró los 10 años que se extendió la concesión del lugar, incluyó topless y corte de bikinis televisados al comienzo de cada temporada.

Pero hoy en día hay dos playas públicas en donde el uso de vestimenta es “opcional”.

Playa Escondida – Mar del Plata

Al sur de la ciudad, existe un balneario nudista de acceso libre pero bajo estrictas reglas, que impiden la presencia de mascotas y vendedores ambulantes, la toma de fotografías, y “toda conducta de índole sexual”.

Playa Querandí – Villa Gesell

El parador está situado a 20 kilómetros al sur y sólo se accede en auto desde la ruta 11  luego de cruzar un predio conocido como Arenera Galati, o bien por la playa, ya sea en vehículos doble tracción para avanzar por la arena o luego de una caminata de casi 40 minutos desde Mar Azul o Villa Gesell. Esta playa está habilitada desde diciembre de 2008  y se encuentra  dentro de  una  reserva natural.

Códigos de convivencia y ética nudista naturista – según Apanna

* El desnudo es aconsejable, pero no obligatorio en lugares públicos. Si se desnuda se sentirá más integrado. En lugares privados rigen las normas del lugar. Generalmente se contempla un tiempo para su adaptación.
* No fotografíe, grabe o filme sin permiso expreso de otras personas
* No haga ruidos molestos, no grite ni utilice aparatos sonoros
* No arroje basura ni botellas fuera de los lugares destinados a tal fin, ni contamine el medio ambiente
* Respete la fauna y flora del lugar
* Sea amigable pero no moleste con conductas invasivas.
* No incurra en exhibiciones de carácter obsceno, en propuestas o comentarios con connotación sexual. La actividad sexual se considera un acto privado.
* No mire a la gente en forma molesta, provocativa o persistente.
* Evite discusiones políticas, religiosas o de cuestiones de fe; no tenga ni aliente conductas discriminatorias.
*Lleve siempre una toalla personal para sentarse por motivos de higiene.
* No se exceda en la ingesta de bebidas alcohólicas, prohibido portar, o utilizar drogas tóxicas y/o ilegales