6500 agentes y nuevo sistema de ascensos: acelera Mariu la reforma de la policía

El Canciller - Comentarios

En el marco de una reforma integral de la fuerza, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció nuevos avances en el fortalecimiento de la Policía Bonaerense, que incluirán la incorporación de más efectivos y nuevas medidas que favorezcan la transparencia.

Con el objetivo de llevarle tranquilidad a los miles de vecinos que son víctimas de la inseguridad y se ven presos del narcotráfico y los motochorros, se puso en marcha la segunda etapa de reformas con el foco puesto en la profesionalización, el equipamiento y la modernización de la fuerza.

Durante un acto realizado en la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Ramos Mejía, La Matanza, junto al ministro de seguridad, Cristian Ritondo, Vidal señaló el comienzo de “una segunda etapa de reformas de la policía para profundizar y continuar peleando contra las mafias que están dentro del cuerpo”.

Con esos pilares como ejes de las reformas, se destacó una mayor presencia de agentes en la calle con énfasis en zonas más vulnerables, un mecanismo de ascensos transparentes en base al mérito (actualmente importaba solamente la antigüedad), la implementación de un nuevo sistema informático para acelerar denuncias y geo-referenciación de los delitos para optimizar y reforzar la cobertura según necesidad.

Y aunque anunció la incorporación de 6.500 efectivos para 2019, Mariu hizo énfasis en la profesionalización y la capacitación de los agentes para una fuerza que durante años tuvo que “arreglarse sola”. “Fueron muchos los años con gobiernos mirando para el otro lado o pensando que el problema se acababa con una purga de mil o dos mil policías”, subrayó.

“Estamos trabajando con un equipo enorme y muy valiente, haciendo reformas para que, además de ser la policía más grande de la Argentina, sea la mejor”, concluyó.