10.000 policías más en 18 meses, 4.000 Paradas Seguras y 12 nuevas unidades carcelarias: el plan contra la inseguridad en el Conurbano

El Canciller - Comentarios

El presidente Alberto Fernández anunció el Programa de Fortalecimiento de Seguridad para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que implica una inversión de “casi $38.000 millones por parte del Estado nacional”.

El acto contó con la participación del gobernador Axel Kicillof, los 24 intendentes de los municipios que integran la región, la ministra de Seguridad de Nación, Sabina Frederic, y su par bonaerense, Sergio Berni. Además, estuvieron presentes Santiago Cafiero, los ministros Meoni, De Pedro y Katopodis, y el diputado Máximo Kirchner.

“El plan continuará en los municipios del interior de la provincia y después pasará al resto del país como Rosario, que ya lo solicitó”, sostuvo el Presidente. En su discurso hizo hincapié en que “la Justicia debe dejar de ser una Justicia selectiva, y llegar a todos, no solo a los pobres”. 

Habrá inversión para la compra de patrulleros, armas y equipamiento. Además, los 10.000 nuevos policías bonaerenses se formarán en la universidad en los próximos 18 meses. 

El mandatario destacó que “un buen Estado de Derecho debe garantizar seguridad para los ciudadanos y la aplicación de la pena para el que delinque”.

Tanto Fernández como la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, resaltaron que “lo que promueve el delito es la desigualdad”. 

Qué incluye el plan

  • Compra de 2.400 móviles, cámaras de seguridad y equipos tecnológicos, mediante un convenio de fortalecimiento entre la Jefatura de Gabinete y la provincia bonaerense.
  • Se sumarán 3.957 nuevos efectivos a la provincia. “Esta cifra es un aumento del 100% en la cantidad de policías”, afirmó Cafiero.
  • Capacitarán a 10.000 nuevos policías en los próximos 18 meses.
  • Creación de 12 nuevas unidades carcelarias. Dos van a albergar a 1.000 reclusos cada una y las otras 10 tendrán lugar para 300 presos cada una. Esto implica que se agreguen 5.000 nuevas plazas para presos. La inversión será de $20.000 millones.
  • Aplicación del programa de Paradas Seguras que instalará 4.000 paradas con botón antipánico, cámaras de seguridad y acceso inmediato a la respuesta de la policía. Conllevará una inversión de más de $3.500 millones.

“Buscamos que circular por las calles no sea un riesgo. Las principales víctimas del delito son los que menos tienen, salen todos los días a trabajar y se toman el transporte público“, explicó Fernández. A su vez, aclaró que si el plan funciona: “La impunidad bajará y por eso, serán necesarios más plazas en las cárceles”.

Te recomendamos leer

Cómo se gestó el plan

Los almuerzos de todos los martes en la Quinta de Olivos fueron el terreno donde la plana mayor de la fuerza gobernante encaró, a iniciativa del presidente de la Cámara de Diputados, un debate complejo para el peronismo: el crecimiento de la inseguridad y cómo darle respuesta.

El abordaje de este tema candente de la agenda “postpandemia” no es casualidad. Por el contrario, el aumento del delito impacta, especialmente, en una zona sensible para el FdT como el conurbano bonaerense que contabiliza, nada más y nada menos que un millón y medio de votos.

Además de Sergio Massa, y de los habitués como el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro y el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, se sumaron los ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Mario Meoni (Transporte), el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, e intendentes como Fernando Espinoza (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Juan Zabaleta (Hurlingham).

¿El gran ausente en este diagrama? El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. Tampoco la titular de la cartera de Seguridad de la Nación participó del encuentro que definió los lineamientos de la iniciativa.

El plan promovido por Massa será un canal directo entre Nación y los intendentes, y apostará a desplegar una respuesta inmediata a la inseguridad. En paralelo, el presidente de la Cámara baja coordina con Larreta y Kicillof para la puesta en marcha de su propuesta para crear una Agencia Metropolitana de Seguridad.