Volantazzo: Florencio cambia el tono de su campaña en medio de una ola de deserciones

Con la tranquilidad como Norte, fuga de dirigentes locales y el voto de las fuerzas que no superaron el piso, el líder de Vamos con Vos intenta remontarla.
El Canciller - Comentarios

Atrás quedaron los spots publicitarios de la madre de Florencio Randazzo y de la recreación de la reunión con Cristina Fernández de Kirchner en 2015. En el búnker de Puerto Madero, donde concentra el equipo del exministro de Transporte, quedaron atónitos cuando se publicaron los primeros resultados del escrutinio provisorio que los posicionaba muy por debajo de sus expectativas. El golpazo disparó todas las alarmas y en la “avenida del medio” pegaron el volantazo en su estrategia electoral.

Según pudo averiguar El Canciller, hay un reconocimiento de que la primera etapa de la campaña “no fue buena”. En principio, los spots mencionados aseguran que “vuelan”, hablando en criollo. En tanto, el tono de acá en más se perfilará en función de lo que ellos llaman “Vivir con tranquilidad”, su nuevo leitmotiv. Es más, su nueva foto de perfil en Twitter es ni más ni menos que esa palabra, el candidato no aparece. De la misma manera, en su nuevo anuncio no es él el que habla y el locutor afirma: “Tranquilidad no es solamente poder andar sin miedo. Tranquilidad es tener trabajo y saber que lo vas a tener mañana. Es que no falte comida en la mesa, es que tus hijos tengan futuro”.

Donde no hubo tranquilidad fue en el búnker tras aquella la derrota. “Florencio no hizo ninguna autocrítica, son muy cerrados ahí”, afirmó a este medio un hombre del equipo de Vamos con Vos que pegó el portazo en los últimos días, y a quien no le gustaban “las formas en que se hizo campaña antes, y ahora menos”. Un armador provincial del espacio que consideró varios errores de base en la “forma” de la primera campaña bonaerense criticó: “No se puede hacer política desde una oficina en Puerto Madero”.

Los desencantados

En los meses previos a las primarias, Randazzo había conseguido consolidar una estructura provincial relativamente amplia. Los resultados de los comicios arrojaron que en muchos de los distritos sus dirigentes locales sacaron más votos que él mismo. “Nosotros sacamos dos puntos más que Florencio. Es un montón”, contó un dirigente que representará al espacio en un municipio de la Primera sección en las generales.

Las críticas son varias. Los candidatos comunales acusan una “falta de laburo en el territorio” por parte del líder de Vamos con Vos. En esa sección electoral, los municipios en donde la fuerza sacó mayor cantidad de votos fueron en Merlo, Hurlingham y Malvinas Argentinas. Los últimos dos, Randazzo no los pisó en toda la campaña. Así, en tantos otros, las figuras locales traccionaron al candidato nacional y no a la inversa, como suele ocurrir. “Lo que hace en las redes no le llega a la gente. A mí por ejemplo no me llegaba, era todo muy plano. Se lo dije antes y ahora”, agregó un referente que se reunió con él la semana pasada.

Además, el randazzismo sufre una fuga de dirigentes –menor, pero llamativa–. En Florencio Varela, La Plata y Lomas de Zamora hubo bajas de listas que salieron tanto primeras como segundas y terceras. En los pasillos de Puerto Madero reconocen: “En las post PASO siempre hay listas que no se quieren integrar. Nosotros sabíamos que yendo con muchas listas en muchos distritos podía pasar”.

Como acto reflejo, el exministro organizó reuniones con los aspirantes locales de las distintas secciones. Una de las últimas fue en Dolores. Las reuniones en esta etapa no son con vecinos, sino con los propios. La idea es transmitir la nueva estrategia de campaña y consolidar el armado. La próxima semana se dará la segunda tanda de encuentros seccionales.

El equipo de Vamos con Vos no sabe cuánto puede crecer entre ambas elecciones, pero está convencido de que sacarán un mejor resultado que en las primarias. Entre las razones, mencionan a los 800 mil votos de partidos minoritarios que no superaron el piso necesario para entrar a las generales. Confían en que parte de ese 8,5% de los sufragios pueda ser absorbido por la avenida del medio. Eso sí, con la “tranquilidad” como Norte.