Vacunación round 2: un millón de dosis chinas, 450.000 docentes y una fuerte campaña para reconstruir la confianza

Un avión de Aerolíneas Argentinas viajó a Beijing en busca de la vacuna de Sinopharm. Por recomendación de la ANMAT, esta vacuna es aplicable en un rango de 18 y 59 años y se destinará al personal sanitario y docente, entre otros grupos prioritarios.
El Canciller - Comentarios

El millón de dosis de la vacuna China llega a la Argentina. Completar la vacunación del personal sanitario y empezar a vacunar al personal docente es el objetivo del Gobierno para dejar atrás el escándalo por las irregularidades en el Ministerio de Salud. El cargamento de Sinopharm estará destinado a los trabajadores de la salud menores de 60 años y, en un principio, a 450.000 docentes, con un diagrama escalonado.

“Esta vacuna fue aprobada por ANMAT para las personas de entre 18 y 59 años, por lo tanto, al no poder aplicarse a los grupos prioritarios de la tercera edad, cada jurisdicción las va a asignar al personal de salud de menos de 60 años y luego el remanente a los diferentes grupos estratégicos“, explicó el ministro de Salud porteño Fernán Quirós.

En esta línea, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, detalló cómo será la vacunación a los trabajadores del sistema educativo: “Establecimos un orden para la vacunación de 1.450.000 personas: docentes, auxiliares y personal no docente, desde educación inicial hasta universitarios”. 

Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación.

Esta primera etapa de vacunación en el sistema educativo abarcará a 450.000 personas y comenzará por los docentes de educación inicial (jardín de infantes), educación especial, primer ciclo de primaria (1°, 2° y 3° grado) y directivos de escuela. Para completar el objetivo del millón y medio de vacunados dentro de este grupo prioritario será necesario esperar el arribo de otro cargamento de vacunas, que probablemente llegue desde Rusia.

Trotta adelantó que una página web registrará las inscripciones de los docentes para recibir la vacunación. “Es muy importante construir confianza para que crezca la anotación voluntaria a la recepción de la vacuna”, destacó el ministro en diálogo con Radio 10.