Tropezón político del Gobierno: en medio de los incidentes, fuerza Carrió el levantamiento de la sesión

La diputada de Cambiemos pidió ponerle fin a un debate que casi no llegó a comenzar. La oposición logró su objetivo y podría debatirse la semana próxima.
El Canciller - Comentarios

El Gobierno Nacional tenía la intención de convertir hoy en ley la reforma previsional que modifica los haberes jubilatorios. Sin embargo, en medio de las dudas sobre el quórum (la oposición afirmaba que no alcanzaban los votos para empezar el debate pero el oficialismo decía lo contrario) la diputada Elisa Carrió tomó la palabra en nombre de Cambiemos y afirmó el levantamiento de la sesión.

En este sentido, luego de muchas idas y vueltas puertas adentro del Congreso y con incidentes entre manifestantes y la Policía puertas afuera, la reforma previsional no será tratada en el día de hoy. “Quédense tranquilos que la semana próxima la aprobamos”, adelantó Lilita sentada en su banca y expresó de esa forma la intención del Ejecutivo de sacar sí o sí el proyecto antes de fin de año.

En este escenario, el Gobierno quedó desorientado frente a un escenario impensado semanas atrás. Ahora, tendrán dos alternativas posibles: ceder frente a la presión opositora y suspender el debate o avanzar de todas formas con la iniciativa y darle luz verde en Diputados la próxima semana.

Una vez confirmada la caída de la sesión, los diputados de los diferentes bloques empezaron a manifestar su parecer respecto de la decisión de postergar el debate.

Felipé Solá, del Frente Renovador

“No tenían el número y estiraron las cosas para ver qué podían hacer”.

Victoria Donda, diputada de Libres del Sur

“Fue el manotazo de ahogado del Gobierno. Fue una vergüenza”.

Agustín Rossi, del Frente para la Victoria

“Esperamos que el Gobierno levante este proyecto cuanto antes”.

Nicolás Massot, de Cambiemos

“Los gritos y el patoterismo no son democráticos”.