Tensión diplomática: el llamado de Netanyahu a Macri y las disculpas de la AFA antes del Mundial

El Canciller - Comentarios

Tras a la decisión de la selección argentina de suspender el encuentro en la ciudad Jerusalén contra el equipo israelí, los teléfonos comenzaron a sonar. Ayer, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, llamó a Mauricio Macri, dos veces, con carácter de urgente para intentar que el partido acordado para el sábado 9 de junio se concrete.

Según trascendió, el Presidente argentino lamentó lo sucedido y le comunicó que no podía hacer nada. Netanyahu no se tomó muy bien la cancelación y, según publicó el sitio La Politica Online, piensa en demandar al país por U$s10000 millones. Ante esto, el presidente de la AFA, Claudio “chiqui” Tapia, salió a pedir disculpas. “Tomé la decisión de suspender el partido para bregar por la integridad física de los futbolistas”, dijo frente al micrófono en un breve discurso.

En este contexto, Macri le dejó en claro que la decisión de que no se juegue era por las amenazas que apuntaban hacia Lionel Messi y que el resto del equipo, por solidaridad con su compañero, cerraron la posibilidad de disputar el encuentro a ocho días del Mundial de Rusia.

El embajador de Israel en Buenos Aires, Ilan Sztulman, en declaraciones a Longobardi en radio Mitre, lamentó lo sucedido, pero aclaró que “la relación entre los países continua de manera excelente” y que el mal trago no podría romper con la amistad que existe entre los jefes de Estado. Sin embargo, reconoció: “Es una situación muy triste”.

La suspensión del partido se dio después de un banderazo que realizaron ciudadanos palestinos en los alrededores de la ciudad deportiva del club Barcelona, donde se entrenó la Selección, y protestaron con camisetas del conunto nacional manchadas de sangre. También, desde lo deportivo, señalan puertas hacia dentro, que el partido no le sumaba mucho al equipo.

Del equipo solamente habló Gonzalo Higuaín, quien respaldó la decisión: “Creo que al final se pudo hacer lo correcto, ya quedó atrás. Obviamente primero están la salud y el sentido común, así que creemos que lo correcto es no ir”. Tapia sumó un pedido de disculpas a la “comunidad israelí que había sacado las entradas para el partido” y dio por finalizado el tema desde Barcelona.