Suba salarial del 368%, bajo desempleo y 4% de crecimiento: responde Evo a las provocaciones de Gerardo Morales

El Canciller - Comentarios

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se solidarizó a través de las redes con la dirigente Milagro Sala, quien fue condenada esta semana a 13 años de prisión por liderar una asociación ilícita para desviar más de $60 millones destinados a la construcción de viviendas sociales.

No es la primera vez que el líder aymara se pronuncia en apoyo a Sala. A mediados de 2018, también había denunciado una persecución judicial en su contra.

Al igual que en aquella oportunidad, ahora el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, salió al cruce y lo acusó de meter sus narices en la vida institucional de Argentina.

“Atienda los asuntos del hermano Pueblo Boliviano, que no son pocos”, aseguró el argentino, sin tener en cuenta las cifras comerciales y sociales que maneja el país vecino.

Según datos obtenidos de la web del Ministerio de Economía, en 2005 cuando asumió Evo, cuatro de cada 10 bolivianos vivía en extrema pobreza y hoy la cifra se redujo a solo dos.

La pobreza extrema en el área urbana era del 24,3% y 62,9% en la rural. Diez años después, bajaron a 9,3% y 33,3%, respectivamente. En tanto la pobreza moderada descendió del 60,6% en 2005 al 38,6 por ciento en 2015.

Al mismo tiempo, el incremento de ingresos de la clase media aumentó del 13% al 32%, mientras la desigualdad de ingresos entre el 10% más rico y el 10% más pobre, se redujo de 128 a 37 veces.

Resultado de imagen para evo morales

Según afirmó el ministro de Economía boliviano, Mario Guillén, el salario mínimo nacional se incrementó de 440 bolivianos en 2005 a 2.060 en 2017, con un aumento récord del 368%. En tanto la tasa de desempleo, bajó de 8,1 puntos porcentuales en 2005 a 4,5% en ese mismo año.

Dentro de los números del sector económico, el déficit comercial de Bolivia se redujo el 34% en el período enero-noviembre de 2018, respecto al mismo periodo del año anterior. Por otro lado, cerró el 2018 con un crecimiento del 4,7 % del PBI, según datos oficiales, lo que sitúa al país andino entre las economías con mayor expansión de la región.