Siete asesinatos y medio siglo en prisión: muere Charles Manson, la cara del mal de Estados Unidos

El Canciller - Comentarios

Esta mañana el Departamento de Prisiones de California confirmó que Charles Manson, uno de los más famosos criminales estadounidenses del siglo XX, falleció a los 83 años por causas naturales en el hospital del condado de Kern. El líder del culto que encarnó el rostro del mal se hizo famoso en el verano de 1969 por comandar una secta de fieles que asesinó a la actriz Sharon Tate y a otras seis personas durante ese año.

El deceso ocurrió a las 20:13 horas del domingo por causas naturales. Hasta el momento, las autoridades no confirmaron qué ocurrirá con el cuerpo. No tenía familiares cercanos y, de acuerdo a lo que indica la ley de California, si en diez días no se presenta alguien, ya sea un pariente o representante legal, será el mismo departamento el que decida si Manson es sepultado o cremado. Estuvo internado varios días sin conocerse los motivos oficiales.

Basado en la canción “Helter Skelter”, una de las más rockeras de los Beatles, Manson quiso desencadenar una guerra racial en Estados Unidos en el verano del 69. El 9 de agosto, “La Familia”, ingresó a la vivienda de la actriz Sharon Tate, embarazada de ocho meses y medio, y la asesinaron de 16 puñaladas. Junto a ella aparecieron los cadáveres de Abigail Folger, Steven Parent, Voytek Frykowski y Jay Sebring que estaban en la mansión de Beverly Hills y que Tate compartía con su marido, el director de cine Roman Polanski, quien en ese momento estaba en fuera del país.

Sin embargo no fue su única masacre. La noche siguiente, la policía arribó al 3301 de Waverly Lane y no podía dar crédito de lo que veía: los cuerpos del empresario Leno LaBianca y de su mujer, Rosemary, yacían 60 veces apuñalados. Dejaron como firma en la heladera, las palabras “Haelter Skelter” (sic) y Cerdos (pigs) escritas con sangres de las víctimas.

Manson y tres de sus seguidores (Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten) enfrentaron un juicio que duró casi un año. Fueron declarados culpables de asesinato y condenados a muerte. Sin embargo, lograron evitar la ejecución y sus sentencias fueron conmutadas por cadenas perpétuas, a raíz de la derogación de la pena Capital en California en 1972. El líder del culto hippie permaneció casi medio siglo en prisión.