Se adelanta el peronismo al 2019 y ensaya su unidad con la batalla por el freno al aumento del gas

El Canciller - Comentarios

Con el 2019 a la vuelta de la esquina, los diferentes sectores del peronismo se unieron hoy detrás del reclamo por la compensación que los usuarios deberán pagar a las empresas energéticas por la devaluación: Frente para la Victoria, el massismo y el Peronismo Federal presentaron, en conjunto con otros bloques opositores, un pedido de sesión especial para derogar los aumentos del gas y exigir que los funcionarios responsables den explicaciones ante el Congreso.

El proyecto lleva las firmas de Agustín Rossi (FPV-PJ), Graciela Camaño (Frente Renovador-UNA) y Diego Bossio (Bloque Justicialista), entre otros integrantes de esos bloques y referentes de otros espacios peronistas (Peronismo para la Victoria, Unidad Justicialista y Bloque Protectora). También firmó Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda.

La iniciativa apunta a derogar la resolución que habilitó ese aumento y que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el secretario de Energía, Javier Iguacel, expliquen la decisión, que el kirchnerismo calificó como “escandalosa”.

“Cambiemos devaluó, la inflación pulverizó el salario, y encima el pueblo argentino tiene que compensar a sus amigos empresarios de las distribuidoras de gas. Una vez más, Mauricio Macri hace caer todo el peso del ajuste sobre la población”, señaló el bloque kirchnerista en un comunicado.

Tras reunirse con representantes de asociaciones de Defensa al Consumidor, Sergio Massa sostuvo que los aumentos “reflejan la insensibilidad, pero sobre todo, la falta de sentido común del Gobierno”, que de esa forma “se aparta de lo razonable y cae en lo desproporcionado, desconociendo la realidad que vive la gente”.

“No se puede Gobernar con un Excel, necesitamos una alternativa que defienda a la gran mayoría, que sea consciente y sensible al sufrimiento de la gente y no a mejorar el negocio de un grupo reducido de empresarios”, escribió el líder del Frente Renovador en Twitter, en lìnea con la interpretación que hicieron en el kirchnerismo.

En el mismo sentido se había manifestado, ayer, Bossio. “El Gobierno solo se preocupa por la sustentabilidad de las empresas”, escribió en la misma red social, donde remarcó que “la situación ya es insostenible tanto para las familias como para las pymes, la industria y los comercios” e instó al Gobierno a “cancelar la decisión”.

No es la primera vez que el peronismo se une en el Congreso, donde ya había tenido un acercamiento similar en mayo por el mismo tema, cuando forzó al presidente a vetar la ley que había ordenado retrotraer tarifas. Pero sí es el primer gesto de unidad de acción después de los rumores de una eventual candidatura de Cristina Kirchner y de la presentación en sociedad de “los cuatro de la foto”, como llamó Felipe Solá al encuentro que mantuvieron Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti y Sergio Massa a fines del mes pasado.

Incluso ayer la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, habló de la necesidad de construir “un solo frente opositor para competir con Macri”. Al ser consultada por La Política Online sobre si se imagina un eventual frente entre Cristina, Schiaretti, Urtubey, Massa y Pichetto, la gobernadora -cercana al líder del Bloque Justicialista en el Senado, respondió en línea con lo que ocurre en el Congreso: “Obviamente, porque lo hemos podido demostrar cuando en el parlamento se han tenido posiciones comunes y se han obtenido resultados favorables para nuestra gente”.