Resiste el kirchnerismo en el PJ Nacional y colabora con una polarización entre Macri y Cristina

El Canciller - Comentarios

El ala kirchnerista del peronismo tiene la premisa de resistir frente al fallo judicial que decidió intervenir el PJ Nacional y nombrar a Luis Barrionuevo al frente del partido. En este escenario, y con el miedo de perder un refugio clave para el cristinismo como la caja y el poder de gestión desde el Partido Justicialista, ya inició un plan para frenar la embestida.

De todas formas, la resolución de la jueza Servini, con algunas citas de Perón y palos para la ex presidenta de la Nación, no tiene una doble lectura y avanza contra las actuales autoridades del PJ. 

Incluso el flamante interventor (Barrionuevo) hizo pública su intención de correr al kirchnerismo de ese lugar: “Ellos no tienen nada que hacer en el PJ. Ellos armaron su propio partido, Unidad Ciudadana. Lo que quieren es usar al PJ de madriguera”.

A su vez, Barrionuevo reconoció la intención de formar un frente con Pichetto, Diego Bossio y Sergio Massa para liderar el peronismo de cara a las próximas elecciones de 2019.

Rápidos de reflejos, los referentes del kirchnerismo salieron en las radios a expresar su preocupación y rechazar la intervención de la Justicia. “Servini siempre fue funcional al poder de turno”, lanzó el diputado Carlos Kunkel en FM La Patriada, y agregó: “Barrionuevo no cumple con los requerimientos para ser interventor”.

En la misma sintonía, Máximo Kirchner, en diálogo con radio Del Plata, expresó: “La intervención de cualquier político por las causas que dio la jueza no tienen sentido”. “Como con Macri sólo no le alcanza aparece Gualeguaychu y la intervención del partido (Justicialista) para garantizar el 2019 con todo este tipo de trapisondas”, agregó.

El actual titular del PJ Nacional, José Luis Gioja, dijo que “afecta a la democracia” y confirmó que apelaron la intervención, aunque son escasas las chances de que la Justicia le dé lugar a este recurso.

“Lamentamos lo que está pasando, no lo creamos nosotros. En vez de estar discutiendo por los problemas del país lamentamos que estén los policías acá reprimiendo y no nos dejen hablar con ustedes. Es lamentable que esto pase, no estamos atrincherados”, lanzó Gioja.

En definitiva, con su fallo, Servini golpeó en lo más profundo del peronismo kirchnerista que buscaba mantener cierto poder y le hizo un guiño más que convincente al peronismo que juega por fuera del partido.

A su vez, también, dejó un escenario que festejan en la Casa Rosada: la polarización entre Macri y Cristina con miras a los comicios de 2019.