Relativiza Riquelme la derrota con River, banca a Guillermo y anuncia su partido despedida

El Canciller - Comentarios

Juan Román Riquelme habló por primera vez después de la derrota de Boca ante River en la final de la Copa Libertadores y dio, al menos, tres grandes definiciones: relativizó el resultado con el argumento de que el Xeneize “llegó a la final”, respaldó a Guillermo Barros Schelotto y anunció que su partido despedida será en octubre o noviembre del año que viene.

“Estoy un poco amargado porque no es lindo perder, pero es un deporte y hay que mirar para adelante”. El comienzo de la entrevista que Riquelme dio a Fox Sports marcó el tono de lo que fue todo su relato: un intento por relativizar el impacto del resultado del domingo y remarcar la necesidad de que Boca aprenda de los errores cometidos para poder revertir el escenario actual, tal vez el más duro de su historia.

En lo futbolístico, el exenganche cuestionó la forma en que Boca defendió, al remarcar que le hicieron cinco goles en una final de Copa Libertadores, aunque sostuvo que la diferencia recién llegó con la expulsión de Wilmar Barrios, en el primer tiempo suplementario. Si eso no ocurría, según Román, el partido “iba a los penales”.

A pesar de la crítica, el exjugador respaldó al DT xeneize, a los jugadores y hasta a la dirigencia: “Soy agradecido a este equipo, a este club y a los dirigentes que lo llevaron a la final. Boca tiene la obligación de jugar todos los partidos de la Libertadores, el único que podés perder es la final”.

También sostuvo que River no jugó tan bien y por eso no pudo superarlos con claridad. “No nos cagaron a baile, no nos ganó Guardiola. Fue un patido parejo”, evaluó, y se deshizo en elogios hacia Nacho Fernández: “Es de una categoria superior, hizo hizo una jugada digna de alguien diferente para empatar el partido”.

Consultado sobre la importancia de este partido en el historia del Millonario, Riquelme se refirió al partido con Belgrano en el que River descendió: “Es dificil ponerse en el lugar del otro, ellos deben estar ahora festejando pero, con todo el respeto que se merecen, no es lo mismo un mano a mano por la Libertadores que por descender o no. Es mucha diferencia. No es lo mismo jugar una final de Copa para ser el mejor o ser segundo que si descendés o no. Es dificil opinar, porque nosotros nunca hemos estado en ese lugar y espero que nunca nos toque”.#Riquelme “

Según el ídolo de Boca, habrá “muchos clásicos más” en la Libertadores, que el Xeneize tarde o temprano ganará, pero convocó a los hinchas a estar “felices” igual. “Llegaron a la final, es dificil llegar a la final de la Libertadores y Boca llegó merecidamente. Nos sentimos orgullosos de la forma en que nos representaron de esa manera. Yo estoy orgulloso de ser hincha de mi club, estoy contento de como han defendido nuestra camiseta”, remarcó el diez.

En ese sentido, dijo que “fue más doloroso perder con Independiente del Valle”, en la edición 2016, que la final. “Esa si me dolió. Llegar a la final es un logro”, afirmó.

Cuando le preguntaron por su futuro en el club, ya sea como técnico o como presidente, Román respondió: “Yo no tengo ni carnet de técnico. Yo amo a mi club. Le debo todo, la gente de Boca me tiene mucho cariño y uno siempre quiere lo mejor. Tomo las cosas con calma, pienso mucho. Si tomo una decisión, cada vez estoy pensando mas, veré qué decisión tomamos”.

Por lo pronto, tiene definido que quiere jugar un partido despedida en la Bombonera, que confirmó que será “en octubre o noviembre del año que viene” y será anunciado formalmente en enero. Y remató: “Necesito entrar a la Bombonera, estar con la gente de Boca, los extraño un montón. Quiero ponerme el pantalón, los botines y entrar al patio de mi casa una vez más”.