Recoleta, El Calafate y Río Gallegos: una por una, las propiedades de Cristina

El Canciller - Comentarios

Después de 20 días de solitarlos, el juez federal Claudio Bonadio allanará este jueves tres domicilios de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner vinculados a las escrituras del exchofer Oscar Centeno. Debido a que el pedido tuvo una importante anticipación y el Senado demoró en habilitar los allanamientos, el magistrado no espera encontrar dinero en las residencias, sino simplemente corroborar algunas declaraciones de empresarios y ex funcionarios que aseguran haber estado en alguno de esos domicilios.

La ruta del dinero de las coimas, que según se investiga superan los 200 millones de dólares, tenía puntos fijos de recaudación pero también de destino. Así lo plantearon ante el fiscal Carlos Stornellil y el juez Claudio Bonadio al menos cuatro imputados, principalmente empresarios que se sumaron a la lista de arrepentidos de la causa. La hipótesis que investiga la justicia es que el matrimonio Kirchner fue el autor y principal beneficiario de un esquema de sobornos relacionados a la obra pública del país.

En este sentido, la semana pasada,  el Ernesto Clarens el financista vinculado a Néstor Kirchner y Lázaro Báez, confirmó lo que otros imputados ya habían confesado: el dinero de los bolsos y de las valijas “iba al sur”, ese era “el destino”. Esto se condice con las palabras del ex funcionario Claudio Uberti quien -también como arrepentido- señaló: “Esas valijas con dinero las iba a llevar a Santa Cruz” y añadió: “El destino final era el sur. “Las valijas tenían por destino la casa de Néstor y Cristina Kirchner en Río Gallegos ubicada en la esquina de la calle 25 de Mayo donde tenían bóvedas”.

El departamento de Recoleta


El departamento en el barrio de Recoleta de 280 metros cuadrados, donde se instaló la ex Presidenta después de finalizar su mandato en diciembre de 2015. La propiedad fue alquilada en 2009 por Lázaro Báez, el empresario que más se enriqueció durante el kirchnerismo y que está acusado de ser un presunto testaferro del matrimonio Kirchner.

Este año, una inmobiliaria puso a la venta otra planta del mismo edificio. En su página web precisa que el valor de la misma, de 80 años de antiguedad, alcanza los u$s 980 mil y cuenta con 280 metros cuadrados 5 cinco habitaciones y las expensas rondan los $ 14.000, características casi iguales al piso que tiene Cristina.

Según los registros de Centeno en los cuadernos Gloria, Baratta realizó en esa propiedad 72 entregas por más de 60 millones de dólares.

La casa de El Calafate


La construcción de la casa fue iniciada por Cristina Kirchner en el año 2003. El terreno tiene más de nueve mil metros cuadrados, de los cuales la residencia ocupa casi 500. Dos arquitectos participaron de su construcción. El segundo de ellos, Pablo Grippo, fue también quien luego se encargó de realizar los planos del hotel boutique “Los Sauces”, eje de una investigación de lavado de dinero.

Es otro de los lugares señalados como destino de los fondos que se recaudaban en concepto de coimas. La vivienda cuenta con dos plantas y es uno de los lugares preferidos de la actual senadora de Unidad Ciudadana.

El chalet en Río Gallegos


Está ubicado en la costanera de Río Gallegos. Consta de 892 metros cuadrados de superficie y está valuada en casi 600 mil dólares, más del doble de lo que declaró haber pagado por adquirirla la firma Los Sauces SA de la familia Kichner.

A raíz de una investigación de lavado de dinero, debió ser tasada por el Tribunal de Tasación de la Nación (TTN). La Justicia determinó que hubo una simulación en los valores de la propiedad. Según la investigación, Osvaldo Sanfelice, socio en algunos negocios que administraba Máximo Kirchner, compró a 200 mil pesos cuando en realidad valía más de un millón.