Quién es Nicolás González, la sorpresa de último momento de Scaloni que empató el partido ante Paraguay

Es figura y goleador en el Stuttgart alemán, pero el puesto de lateral izquierdo, donde juega esta noche, no es su hábitat natural. Fue campeón en los Panamericanos de Lima.
El Canciller - Comentarios

Tras largos días espera, Lionel Scaloni le confirmó a los futbolistas que Nicolás Tagliafico no iba a ser parte del equipo argentino que enfrenta a Paraguay en La Bombonera. Frente a esa baja por lesión, el entrenador de la Selección, acostumbrado al pragmatismo y lejano a las sorpresas de última hora, decidió mover el avispero esta noche y alineó a Nicolás González como reemplazante del lateral izquierdo del Ajax.

¿Quién es este joven de 22 años que se formó como delantero, ejerce esta noche una obligación defensiva a la que no está habituado y tuvo un debut de ensueño en su primer partido oficial con el elenco nacional, con un anticipo de cabeza para decretar el 1-1 parcial? Nacido en la localidad bonaerense de Belén de Escobar, se crió en Argentinos Juniors desde muy pequeño y realizó todas las inferiores en el Semillero del Mundo.

Gabriel Heinze observó su talento en el año 2017 y lo catapultó al primer equipo, cuando el Bicho transitaba por el torneo de la Primera B Nacional. Aquel certamen de ensueño, en el que los de La Paternal se consagraron campeones desplegando un fútbol explosivo con el que atosigaban a sus rivales, González fue protagonista excluyente y coronó su extraordinario desempeño marcando el 1-0 a Gimnasia de Jujuy que sentenció el ascenso a la Superliga.

“Lo tengo grabado. Fue a los 41 minutos y 59 segundos del segundo tiempo. Fue el más importante y lindo de mi carrera. Para superarlo voy a tener que hacer uno como el de Maradona a Inglaterra o algunos de los Messi desde la mitad de la cancha“, manifestó meses atrás, en diálogo con el programa radial Ataque Futbolero. En La Bombonera, el testazo que doblegó al arquero Anthony Silva quizás haya equiparado aquella emoción.

Con siete goles en los 24 partidos que disputó en el certamen de Primera División, se constituyó en la figura del plantel de Argentinos que logró la clasificación a la Copa Sudamericana. Stuttgart, un gigante dormido de Alemania, posó sus ojos en él y lo adquirió por 8,5 millones de euros.

En su primera temporada (2018/2019) con el tres veces campeón de la Bundesliga, sufrió el descenso a la segunda división, pero luego del proceso de adaptación sacó a relucir todo su potencial: en el ascenso alemán, convirtió 14 goles y entregó tres asistencias en 27 partidos y fue el artillero del equipo que consiguió el retorno a la elite.

Ese rendimiento le valió un doble llamado a la selección nacional. González fue un baluarte del equipo sub 23 que obtuvo la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y, a la vez, disputó amistosos con la Mayor de Scaloni. Fue titular y jugó 70 minutos en el 6-1 a Ecuador, sustituyó a Lucas Ocampos en los 15 minutos finales del 1-0 a Brasil e ingresó 11 minutos, en reemplazo de Leandro Paredes, en el empate 2-2 ante Uruguay, el último compromiso que tuvo el seleccionado antes de comenzar las Eliminatorias.

En sus últimos dos partidos con el Stuttgart en la Bundesliga, antes de sumarse a la convocatoria en el predio de Ezeiza, anotó dos tantos y ofreció un pase-gol. Vale la aclaración: pese a que se ha desenvuelto como volante por la izquierda y tiene oficio para recorrer la banda, no siente la marca como Tagliafico o Marcos Acuña. Así lo demostró en la primera mitad. Pero, cuando el equipo no podía arrimarse al área de Paraguay, anticipó a Robert Rojas y demostró por qué es el goleador del conjunto alemán.