Presentan dos proyectos alternativos para buscar consenso y fracasa el dictamen con cambios

El Canciller - Comentarios

En el comienzo del debate por el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo en el Senado, se impone el tratamiento de la iniciativa que tuvo media sanción en Diputados y fracasa el intento de discutir el dictamen con con cambios, que no logró la mayoría necesaria en el plenario. En paralelo, dos legisladores presentaron proyectos alternativos para intentar buscar consenso.

Antes del inicio de la sesión, el senador Mario Fiad, presidente de la Comisión de Salud, confirmó que no hay chances de que se discuta el proyecto impulsado por Miguel Ángel Pichetto. Fue el primero en tomar la palabra en el recinto, para hablar en contra del proyecto.

Para intentar buscar consenso y evitar el costo político de que la sesión concluya sin ningún cambio, Omar Perotti y Lucila Crexell solicitaron que se tengan en cuenta dos proyectos alternativos.

El de Perotti (2659/2018) apunta a traducir en ley el fallo FAL, que en los hechos no modifica la situación actual ni despenaliza a las mujeres que se practican abortos. El de Crexell (2658/2018), sí despenaliza a la mujer hasta la semana 12, pero luego también busca plasmar en ley el fallo de la Corte Suprema.

Sin embargo, en el entorno de Pichetto sostuvieron que la única posibilidad era interpretar el reglamento en favor del proyecto con modificaciones, que obtuvo 26 votos en el plenario pero no llegó a la mayoría necesaria (27), pero no ocurrió. El líder de Argentina Federal considera que discutir cualquier otro proyecto que no sea la legalización es un retroceso.

Los proyectos de Perotti y Crexell podrían tratarse, pero recién luego de la votación. Si bien hacen falta dos tercios para habilitar el tratamiento, los impulsores intentarán que se haga con la mitad más uno, basándose en los artículos 165, 166, 167 y 168 del reglamento de la cámara.