Por qué la vacuna de Oxford hará un nuevo estudio para controlar su eficacia

Un error involuntario conducirá al laboratorio AstraZeneca y a la Universidad de Oxford a hacer otro ensayo de la vacuna a nivel internacional.
El Canciller - Comentarios

AstraZeneca y Oxford evalúan hacer otro ensayo global de su vacuna porque enfrentan dudas de algunos expertos sobre la efectividad. El nuevo estudio servirá para comprobar si una menor dosis funciona mejor que toda la fórmula.

“Ahora que hemos detectado que parece haber una mayor eficacia, tenemos que validar esto, así que necesitamos hacer un estudio adicional”, dijo presidente ejecutivo de la farmacéutica, Pascal Soriot.

De esta manera, confirmó que habrá otro estudio internacional, el cual podría tardar menos porque “ya sabemos la eficacia de la vacuna y por lo tanto necesitamos un menor número de voluntarios”.

La farmacéutica y la universidad afirmaron este lunes que la vacuna tenía una efectividad del 70,4%. Combinaron dos porcentajes: 90% y 62%.

Respecto al primero, varios científicos plantearon sus dudas sobre la solidez de los resultados que muestran que la vacuna fue efectiva en 90% de los voluntarios de un subgrupo que debido a un error recibieron la mitad de una dosis (antes de acceder a una dosis completa).

Te recomendamos leer

A su vez, se informó una eficacia del 62% en un grupo de casi 9.000 personas que recibieron dos dosis completas de la vacuna, con un intervalo de un mes.

Al día siguiente, el jefe científico de la operación estadounidense, Moncef Slaoui, sostuvo que la eficacia del 90% se había observado solo en una rama del ensayo clínico con unas 2.700 personas, menores de 55 años.

Soriot expresó que no espera que el ensayo adicional demore las autorizaciones de la vacuna en Reino Unido y la Unión Europea.

Sin embargo, la aprobación de la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) podría tomar más tiempo porque no es probable que el organismo autorice vacunas en base a resultados de ensayos que se hicieron fuera del país

Los resultados parciales publicados el lunes se basan en ensayos realizados en el Reino Unido y Brasil. En cambio, ahora Oxford y AstraZeneca van a incluir nuevos voluntarios a sus estudios para probar la media dosis. El equipo recluta voluntarios en Estados Unidos, Japón, India y Kenia, con el objetivo de llegar a un total de 60.000.