Puede que no vuelva a aparecer en la antesala del 22 de octubre un envión tran grande para el oficialismo como el "efecto Brancatelli”. Por eso, y porque existe un clima de apatía con el electorado en general, Maria Eugenia Vidal y Mauricio Macri, van a focalizar sobre tres aspectos que les sientan bien: apariciones televisivas, uso masivo de Facebook y visitas a municipios "clave”. ¿la misión? no dar por ganada la elección de antemano y salir a "cazar” votos.

El raid de apariciones televisivas incluye visitas a Intratables, por América 2; Código Político, por TN; y el programa "Almorzando con Mirtha Legrand, que se emite por Canal 13, lugares donde Vidal se siente "cómoda”.

Para la próxima semana, el ritmo de apariciones será más vertiginoso. Vidal tiene programado realizar dos o tres entrevistas diarias y una transmisión por Facebook Live. El eje en las redes sociales es esencial para la campaña.  

Con la certeza de que al menos hicieron "reconocibles” a los candidatos Esteban Bullrich y Graciela Ocaña, Vidal realizará el cierre proselitista en tierra amiga: el municipio de Lanús, donde juega de local de la mano del exSOCMA e intendente Néstor Grindetti. Su partenaire será presidente Mauricio Macri.

El presidente tendrá su agenda paralela: mañana estará en el cierre del coloquio IDEA en Mar del Plata. Allí coincidirá con Cristina Kirchner, quien hará un acto unas pocas horas antes.