Pablo Moyano, Palazzo y Acuña: en la antesala del 25S, reúne Massa al sindicalismo opositor

El Canciller - Comentarios

Sergio Massa recibió hoy en su oficina a representantes de la Corriente Federal, uno de los espacios del sindicalismo más cercanos a Cristina Kirchner y crítico de la conducción de la CGT, y le dio su respaldo al paro de mañana convocado por la central.

Acompañado por los diputados del Frente Renovador Marco Lavagna y Carla Pitiot, Massa les transmitió a los líderes sindicales que su espacio quiere “acompañarlos” en los planteos que hacen y remarcó que “en un momento en que los salarios se destruyeron con la inflación, no importa quién convoca”. “No se puede ser neutral ante la pérdida de empleo y salario”, sentenció.

En la mesa estaban sentados Omar Plaini, Oscar Díaz, Sergio Palazzo, Carlos Acuña, Paco Manrique, Horacio Gilini, Pablo Moyano y su hermano Facundo, también diputado nacional. “Macri que no escucha a quienes pedimos una alternativa. Hay una alternativa al ajuste y los despidos, esa es la clave para el futuro”, dijo uno de los gremialistas, que destacaron la voluntad del exintendente de Tigre de “escuchar”.

Massa hizo un análisis muy crítico de la gestión de Mauricio Macri, al afirmar que “está parado el consumo”, que no llegan las inversiones y que el Ejecutivo “castiga” las exportaciones, por lo que pidió “poner en marcha el mercado interno como mecanismo para reactivar industria nacional”.

También cuestionó la falta de diálogo del Gobierno con el sindicalismo y con los representantes de los sectores más castigados por la crisis: “Macri no escucha. Se tiene que bajar del pedestal de la soberbia y juntarse con los sindicatos, trabajadores y sectores sociales”.

“El Gobierno no puede gobernar sin escuchar aquellas voces que piden una alternativa a la situación económica actual. Un Gobierno sensato y sensible escucharía a la gente, no se esforzaría sólo por caerle bien a los fondos en Nueva York”, enfatizó.