Un viaje a Más allá de la Luna, la nueva película de Netflix

Entrevistamos a las productoras del nuevo film de la plataforma.
El Canciller - Comentarios

La nueva película musical animada de Netflix, Más allá de la Luna, está dirigida por Glen Keane, una eminencia de la animación que estuvo detrás de clásicos como La Sirenita, Enredados y La Bella y La Bestia, y ganó un Oscar por el corto Dear Basketball.

Más allá de la Luna llega a la plataforma el 23 de octubre. El Canciller conversó con sus productoras, Peilin Chou y Gennie Rim, sobre el film que cuenta la historia de una nena brillante que decide viajar al espacio para demostrar que la diosa de la Luna realmente existe.

La acción ocurre en una panadería de un pueblito de China y vamos a poder ver la atención por el detalle, los colores y la hermosa música que acompaña las distintas secuencias y aventuras que atraviesa su protagonista. Va directo al cuore con temáticas como la pérdida, el valor de la familia y los sueños, así que preparen los pañuelos y no digan que no les avisamos.

¿Cómo surgió la idea detrás de Más allá de la Luna?

Peilin Chou: El concepto nació en el 2015 en Pearl Studio, que es una base de animación que está ubicada en Shanghai. Todos los años hablamos con otros referentes de sedes de alrededor del mundo para debatir y discutir ideas nuevas y frescas. Ese año, una de las personas que llegó fue Janet Yang (productora ejecutiva de la película) con la sugerencia de crear una narración moderna sobre la leyenda de la diosa de la luna, un mito muy famoso en China. La historia estaría contada a través de los ojos de una niña, Fei Fei, en su búsqueda por llegar hasta allí y conocerla.

Gennie Rim: Yo trabajo con Glen desde hace años y acabábamos de terminar el cortometraje Dear Basketball. Después de una serie de reuniones, el equipo quiso que él se convirtiera en el director del film y cuando leímos el primer borrador de Audrey Wells nos enamoramos del proyecto. Personalmente también me identificaba con Fei Fei, un personaje que cree en lo imposible.

Fei fei es una niña maravillosa que quiere viajar al espacio por sus propios medios. ¿Cómo llegaron a la construcción de este personaje?

Peilin Chou: Todos nos enamoramos de la idea de contar una historia con un personaje femenino tan fuerte. Ella es apasionada, inteligente, le gusta la ciencia y la matemática y puede lograr lo imposible. En realidad todo empezó con Audrey que fue quien escribió el guión. Yo me acerqué a ella con la idea inicial y me dijo: “¿Querés que escriba una película sobre una nena que construye un cohete para llegar a la luna? Es una de las cosas más increíbles que escuché jamás”.

Ella murió durante la producción del film y el guión es una carta de amor a su hija. Quería hablarle a todas las nenas del mundo pero en especial buscaba retratar aquellas cosas que le hubiera gustado compartir junto a su pequeña. Quiso dejarle un mensaje a través de esta historia para que supiera que el amor que compartían era eterno a pesar de no poder estar juntas el día de hoy.

El proyecto no se había pensado inicialmente como un musical . ¿En qué momento decidieron llevarlo para ese lado y cómo fue el casting de los compositores?

Peilin Chou: Ese fue Glen Keane, que después de quedar fascinado con el guión, se me acercó y me preguntó si no me interesaba la idea de convertirlo en un musical. Yo amo el género y tengo un background en teatro así que me emocionó que quisiera llevarlo para ese lado. Después hablamos con la guionista a quien también le interesó la idea y decidimos hacerlo.

Con respecto a los compositores, yo había trabajado con mucha gente del mundillo de Broadway, así que tuvimos una semana de reuniones con algunos candidatos que consideramos que podían funcionar. Al final nos quedaron dos finalistas y como nos gustaban ambos tuvimos una última reunión para ver a quién íbamos a elegir. Glen quería que lo hicieran los dos juntos y esto era un verdadero desafío porque ellos no se conocían, pero les hice la propuesta y aunque al principio estaban un poco indecisos, lo intentaron y lograron algo hermoso. Los estilos de cada uno dieron como resultado un trabajo excepcional que nos permite tener un rango muy diverso de música.

¿Cómo se desarrolló la investigación detrás de las tradiciones y las locaciones de China para lograr ese increíble nivel de detalle?

Peilin Chou: Viví dos años en el estudio de Shanghai, pero en la instancia de la pre-producción todo el equipo viajó a China para poder experimentar muchas de las cosas que vemos en la pantalla. Recorrimos pequeños pueblos, fuimos a una clase de cocina para aprender a hacer mooncakes, el plato típico que vemos en el film y visitamos un montón de pastelerías. También tuvimos una cena tradicional con una familia de China.

¿Hubo algún personaje más desafiante que otro?

Gennie Rim: Si tuviera que elegir uno creo que fue Bungee el conejo porque, además de ser precioso, tiene que tener una conexión emocional con Fei Fei. Ella es súper inteligente así que necesitábamos que Bungee también lo fuera. Tenía que ser dulce pero no demasiado para que no se perdiera el aspecto ingenioso y que además se sintiera muy especial.

¿Hubo alguna escena o diálogo que te resulte emotiva en particular?

Gennie Rim: Lloro cada vez que veo la película. La primera vez que lloré fue en el montaje del principio, la canción que nos muestra la pérdida o cuando está en la chamber de exquisite sadness. También cuando se despide de algunos de los nuevos amigos que hizo allá.  Siempre nos preguntábamos, ¿será demasiado?