Nueve segundos: la expulsión más rápida del fútbol argentino

Tobio, de central, debió irse a los vestuarios apenas comenzado el partido por una patada contra un jugador de Godoy Cruz.
El Canciller - Comentarios
 
 

Nueve segundos. Aunque parezca imposible casi científicamente, Fernando Tobio fue expulsado apenas comenzado el partido entre Rosario Central y Godoy Cruz. Una patada de atrás lo llevó a los vestuarios y, claro, lo metió en el récord de la expulsión más temprana del fútbol argentino.

El Canalla tuvo el peor arranque de partido en Córdoba. Se trata de la expulsión más veloz de la historia del equipo de Arroyito, superando a la de Miguel Bustos frente a Banfield en 1969 (fue a los 45 segundos de juego).

Su equipo, luego levantó un 0-2 y logró ganar el encuentro para acceder a las semifinales de la Copa Argentina.

Rosario Central, ahora, espera por el ganador de Atlético Tucumán y Vélez, que se enfrentarán hoy en cancha de Unión de Santa Fe.